El Secretario General de UGT a los pies del separatismo burgués

Las dudas sobre la lucha de clases vienen a mí cada vez que oigo a alguien quejarse de que si le toca el euromillón tendrá que pagar un 20% de impuestos. Es decir, todas esas personas ven bien que los ricos paguen más impuestos pero, cuando se imaginan siendo ricos, ya les parece excesivo lo que los ricos han de pagar al fisco.

Las ayudas sociales y la solidaridad son básicas en un Estado de Derecho, pero tengo la sensación de que, a menudo, confundimos la idea de los derechos de los que menos tienen con una visión utópica de lo que la igualdad de salarios deberían ser. Pongo por ejemplo cuando la gente de a pie se queja de que los futbolistas ganan mucho, cuestión que personalmente no considero un problema pues el verdadero problema, en mi opinión, son las personas que ganan poco, pero teniendo siempre claro que el mucho o poco no es comparándolo con otro oficio, sino que se gana mucho o poco según lo que se produce.

Los sindicatos son una herramienta que, en un sistema democrático, debería ser importantísima a la hora de defender a los trabajadores. Sin embargo, las dudas sobre el buen trabajo de los sindicatos siempre afloran dejándolo en entredicho. Supongo que en el mundo ideal, en ese del que a veces hablamos en el que no debería haber Rey y los ministros deberían ganar 1.000 euros al mes, los líderes sindicalistas tendrían que ser también hombres de mono azul que dejaran un momento la fábrica para acudir a las ruedas de prensa y no personas que no han dado un palo al agua nunca, más allá de sus labores sindicales, y que con su ropa de marca y sus relojes caros nos llaman a la revolución desde la televisión.

Criticar la labor política es una cuestión que está de moda, no así criticar a los sindicatos, imagino porque de hacerlo corres el riesgo de que te llamen fascista y todas esas cuestiones. Yo, para que pierdan el miedo a llamar las cosas por su nombre, les recomiendo que escriban un blog, así te llaman fascista, socialista, españolista y catalanista según las fobias de los lectores y ves que esas palabras pierden importancia.

Josep Maria Álvarez llegó a Catalunya desde su Asturias natal para trabajar en la Maquinista Terrestre y Marítima donde, rápidamente, se afilió a UGT hasta llegar al cargo de Secretario General. No le ha ido mal la vida y me pregunto si será por eso por lo que se ha convertido en uno de esos charnegos agradecidos que rinden pleitesía al nacionalcatalanismo. Quizá el hecho de que su carrera sindical le hiciese abandonar pronto su vida de obrero le haya hecho perder la perspectiva.

En el mundo ideal que antes hablábamos, quizá sería mejor que el líder de la UGT en Catalunya, tal y como lo fue durante muchos años Josep Maria Álvarez, hubiese sido alguno de los miles de trabajadores que llegaron a estas tierras huyendo de la esclavitud a la que les sometían los señoritos andaluces para acabar teniendo que aguantar la de los señoritos burgueses catalanes. Pero, claro, pedir eso es imposible, mucho más difícil que pedir que los ministros sean mileuristas y que no haya Rey, porque en la Catalunya de los Pujol y los Mas solamente ocupan puestos de responsabilidad quienes se arrodillan ante el régimen.

Josep Maria Álvarez decía, según recoge el diario El Mundo, que UGT no apoyaría “ni a unos ni a otros” si hay un referéndum catalán. No esperábamos menos de uno de los aspirantes al premio “Nou Catalá de l’Any”. El líder de UGT es una estrella del nacionalcatalanismo, imagino que, por eso, tiene nombre artístico, dado que Josep nació como José en su Asturias natal.

Josep siempre ha defendido el derecho a decidir, dado que el Tribunal Constitucional (sí, ese que está para juzgar qué es constitucional y qué no) trastocó el Estatut de Catalunya que había creado el PSC en el desastroso Tripartit nacional-socialista / socialista-nacional, del que Josep es afín. Que el Estatut no fuese justo, que dejara claro que había catalanes de primera y de segunda no fue un impedimento para que el líder sindical lo apoyara. Al parecer, la igualdad entre los ciudadanos ya no es algo de vital importancia para la izquierda ni para los sindicatos.

A mi modo de ver, lo peor de las declaraciones de Álvarez es que diga aquello de “ni a uno ni a otros”, equiparando a los que se saltan las leyes, no respetan la Constitución y buscan un golpe de estado con los que, contrariamente, sí respetan la Ley. Lo que más me duele de todo es que quieran hacer ver que hay dos bandos que deben dialogar, porque no es así, no se trata de los que están con la independencia y los que no, sino que los bandos son los que quieren saltarse la Ley y los que la respetan. Estos últimos son los ciudadanos; los otros, los cómplices de un golpe de estado.

Álvarez no va a morder la mano que le dio de comer. Acudió a votar en el butifarréndum y es un experto a la hora de ponerse de lado. Será uno de los que, cuando acabe la locura separatista, dirá que él nunca jamás lo fue. Así están las cosas a día de hoy en esta tierra, donde personas como Josep Maria Álvarez defienden la solidaridad de los que tienen más con los que tienen menos, a la vez que apoya que las comunidades autónomas más ricas puedan dejar la nación porque no quieren ser solidarias con las que tienen menos.

Defender posturas de izquierdas, más desde un sindicato, y apoyar a la vez al separatismo es la contradicción mayor que se puede hacer. O somos solidarios o no lo somos, quizá ese sea el verdadero referéndum. Pero no se puede reclamar que los de Pedralbes sean solidarios con los de Nou Barris o que los de la provincia de Barcelona sean solidarios con las provincias más pobres de Catalunya y, sin embargo, que los catalanes no lo sean con los extremeños, porque eso es xenofobia, no hay otro nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s