Las marcas blancas y las líneas rojas

En estos tiempos de tertulianos políticos superstar, de candidatos a la presidencia creados en la televisión y de programas infinitos sobre política en horario de máxima audiencia, los presentadores se han convertido también en referentes. Una de las más destacadas es Ana Pastor en La Sexta, cadena donde sus preguntas incisivas, sus “No ha respondido a mi pregunta” y sus “Sí o no, dígame sí o no” han sido hasta caricaturizados por imitadores.

Desde luego, sí es cierto que Ana Pastor ha creado escuela y, a día de hoy, en las campañas electorales que hemos vivido en estos últimos tiempos, las preguntas incisivas y el “diga sí o no” se han hecho populares. El problema es que la mayoría de preguntas no tienen una respuesta de sí o no pero, aún así, los políticos se ven obligados a responder porque, si no lo haces, te repetirán mil veces en televisión cómo evadiste una respuesta.

Pero, como he dicho, la mayoría de respuestas no son de sí o no. En el caso de las campañas de Ciudadanos, esas respuestas afirmativas o negativas han hecho que ahora se les acuse de ir cambiando de lado cosa que, realmente, C’s no ha hecho. Todo el mundo sabe que el partido naranja podía pactar una investidura a cambio de muchas exigencias, como ha hecho en muchas comunidades autónomas con los partidos constitucionalismos, del mismo modo que no va a pactar ni con nacionalistas ni con partidos como Podemos, que piden referèndum para romper España.

Desde la llegada de Ciudadanos a la política nacional, las preguntas de contestación en una sola palabra han sido una constante. ¿Ser derecha o de izquierda? ¿Marca blanca del PP? ¿Marca blanca del PSOE? ¿Pactarán? ¿Harán Presidente a Rajoy? ¿Y a Sánchez? En esas preguntas y esas respuestas, he de reconocer que Ciudadanos ha errado a veces y no voy a culpar a los periodistas de ello, pero sí he de decir que algunos de estos profesionales deberían pensar más en que al televidente le quede clara la postura del político y no en el lucimiento personal.

Aún así y refiriéndonos a lo que se dice antes y después de unas elecciones, creo que no deberíamos quedarnos con una palabra, con una frase, y sí con la actitud de las formaciones políticas. Haciendo un símil futbolístico, cuando en la previa a un partido se le pregunta a un entrenador de un equipo de abajo de la tabla cómo plantea el partido ante el líder de la clasificación, éste te dirá que van a intentar imponer su juego, que querrán tener el balón, que van a luchar y que su objetivo es ganar. Después ocurre que a los 10 minutos no puedes imponer tu juego, a los veinte ya no hueles el balón, en la segunda parte ya no te quedan fuerzas para correr y que en el minuto 60 ya estás perdiendo tiempo buscando el empate, a pesar de que dijiste que ibas a salir a ganar. ¿Mentía el entrenador? No, simplemente las circunstancias mandan. Por eso, ocurre en política que hasta no ves los resultado, difícilmente se puede saber qué cosas se podrán hacer y qué cosas no.

La mentalidad política de los españoles es contradictoria. Asegurábamos que queríamos acabar con el bipartidismo, sin embargo, muchos de los que acabaron votando a Ciudadanos y, sobre todo, a Podemos querrían que estos partidos ocupasen el lugar que ahora ocupan PP y PSOE y eso no es acabar con el bipartidismo, sino cambiar el bipartidismo. Esto es una perogrullada pero obvio es que acabar con el bipartidismo es que haya más partidos en disputa y eso significa pactos.

Por ello, quizá un partido como C’s no tiene que decir no a la pregunta de “¿Pactará con tal o cual partido?”, siempre que, por supuesto, el partido en cuestión sea un partido constitucionalista. El pensamiento liberal refleja, entre otras muchas cuestiones, que todas las ideologías tienen su parte de razón. Por eso, creemos en aquello de que los que no piensan como nosotros no son nuestros enemigos, sino nuestros compatriotas. Pero, quizá, nos ha cohibido el mensaje de ser marca blanca de tal o de cual, como también creo que nos ha cohibido el hecho de demostrar la centralidad no inclinándonos más a la derecha o a la izquierda.

Que las críticas a Ciudadanos sean en parte merecidas no quita que sea el partido que más ha trabajado por conseguir algo, no quita que el voto a C’s haya sido el más útil de todos. Y el error no está en haber tratado de pactar con PSOE y ahora con PP pues, a mi modo de ver, el fallo fue no decir que Ciudadanos no tenía problemas en hacer eso, porque el partido prefiere pensar más en el pueblo que en las siglas.

Eso no quita que en nuestro país haya mucha gente que cree en los frentes, que haya un pensamiento sectario que nos repetirá eternamente aquello de “¿Cómo habéis pactado con aquellos?”. Pero no creo que eso deba importarnos, Ciudadanos no representa a los rojos ni a los azules, sino a los naranjas y, lo entiendan o no, los naranjas no van a poner líneas rojas a nadie salvo a los que quieren la balcanización de España.

Ojalá algún día muchas más personas crean en esta idea, porque quizá ese día, España dé un salto que le equiparará a otros países de Europa. Pero, mientras eso no ocurra, debemos estar para pensar en los españoles que quieren reformas constitucionales, que creen que hay que ayudar a los desfavorecidos, a los que opinan que hay demasiados sueldos en política, a los que creen que hay que despolitizar la justicia y quitar los aforados. A día de hoy, con hechos, solamente Ciudadanos ha conseguido llegar a acuerdos para todas esas cosas, por más que en la política actual de tertulianos superstar y de candidatos fabricados en televisión parezca que la hemeroteca, una palabra mal dicha o una frase desafortunada cuenten más que mil demostraciones de servicio a los ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s