Alberto Garzón “compañero y camarada” de dictadores asesinos

Nunca he pensado que hubiese crecido en un hogar extraño, pero ahora me doy cuenta de que quizá sí. En mi casa, mis padres criticaban al mismo nivel a Fidel Castro como critican los tiempos de Franco y fíjense que yo llegué a creer que eso era normal, que un Dictador era un Dictador, fuese del pelaje que fuese, pero ahora sé que no es así, que en las otras casas enseñaban que los Dictadores sólo eran malos cuando eran de un pensamiento contrario al tuyo.

Eso debieron de enseñarle al pobre de Alberto Garzón y a algunos de los suyos que hace un par de días felicitaban al Dictador cubano Fidel Castro y ensalzaban su figura aprovechando su 90 cumpleaños. Lo cierto es que me quedé perplejo, hasta un liberal como yo se cuestiona si es de recibo que un diputado español pueda estar a favor del Comandante Castro y de su Dictadura Comunista.

Lo gracioso de este tema es que después los miembros de Izquierda Unida y Podemos se hagan los ofendidos cuando nadie quiere pactar con ellos. Pero, ¿en qué mundo vivimos? ¿De verdad se va a llegar a un acuerdo con personas que tienen a Cuba, Venezuela y demás regímenes comunistas como algo positivo?

Pablo Iglesias y Alberto Garzón se cansaron de decir en la campaña electoral que las demás formaciones trataban de meter miedo con el “que vienen los comunistas” y, no, no es meter miedo, es que da miedo porque el comunismo, por más que en España se quiera vender como la ideología que protege a los débiles y a los trabajadores, la realidad es que es el pensamiento político que más manchado de sangre está.

Cuando Pablo Iglesias recordó la cal viva del PSOE, hizo un ejercicio de cinismo increíble. Una persona que sigue los dictados de asesinos como Lenin, Stalin, El Che, Castro o Carrillo, ¿cómo puede dar lecciones de moralidad ninguna a nadie?

Mi padre siempre repetía que fascismo y comunismo son lo mismo y yo no lo entendía, de niño creía que eran cosas muy diferentes. Sin embargo, con el tiempo, vi que él tenía razón y que sí es lo mismo, pues al final los extremismos se tocan y a la vista está que Podemos y Syriza votan conjuntamente con el Frente Nacional de la extrema derecha francesa en la gran mayoría de los temas que se tratan en la Eurocámara.

Tanto el Comunismo como el Fascismo son pensamientos políticos que, a mi parecer, a día de hoy, deberían estar guardados bajo llave en el baúl de los recuerdos. Sin embargo, tal y como ocurrió hace un siglo, cada día está más latente el extremismo. En España, por suerte, no hay apenas extrema derecha, salvo los radicales independentistas que, por más que se vistan de moderados o de progresistas, son extrema derecha como todos los nacionalismos del mundo y de la historia.

No obstante, el comunismo ha sabido labrarse un público a base de una acción de marketing (como en el caso del homicida Ché Guevara) que les ha hecho mantenerse latentes durante todos estos años y a pesar de las atrocidades causadas a la humanidad. Hasta ahora, el Comunismo, como dijo el propio Pablo Iglesias, es un pecado de juventud, una reivindicación propia de la rebeldía de cuando no sabes aún lo que es la vida. Del mismo modo, tal y como dijo Winston Churchill, “quien a los veinte años no es comunista no tiene corazón, pero quien a los cuarenta sigue siéndolo no tiene cerebro”.

Y es que los extremismos, como la juventud, son algo que se cura con el tiempo y si no se hace probablemente sea cuestión de odios, fobias y resentimientos que van más allá de lo racional. Con el tiempo, normalmente te das cuenta de que eso tan nuevo, eso tan revolucionario que defiendes es en realidad algo que viene de antaño, algo viejo, añejo, por más que personas jóvenes como Alberto Garzón sean capaces de defenderlas.

La realidad de Fidel Castro es que, mientras que él es millonario, las personas huyen de Cuba buscando un mundo mejor y que nadie ha abandonado el mundo que ellos llaman “Capitalista” buscando en Cuba un lugar donde ganarse mejor la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s