Mariano Rajoy contra el Doctor No

En 1962, con Sean Connery como protagonista y Ursula Andress como chica Bond, se realizó una de las más míticas películas de la eterna saga del espía más famoso del cine, James Bond, “Agente 007 contra el Doctor No”. En estos últimos días, Pedro Sánchez y los miembros del PSOE están en esas, en el No, No y No.

Por supuesto, es lícito que los miembros del Partido Socialista Obrero Español voten en la investidura de Mariano Rajoy lo que bien crean que deben votar, pero en política y más en la nueva era política, en mi opinión, no se debe votar No, antes de sentarse alrededor de una mesa e intercambiar propuestas.

Ya escribí hace unos días que, si Mariano Rajoy saliese diciendo que acepta los 200 puntos de acuerdo del pacto PSOE-C’s, ¿qué motivos habría para que ambos partidos no permitiesen gobernar a los populares?

Sigo pensando que Ciudadanos no debería votar a favor del gobierno del PP, si en éste van a estar las mismas personas que en estos años atrás, ya que la corrupción de los populares, ya sea por acción o por omisión, es responsabilidad de la cúpula del partido, por el simple hecho de que coloca a dedo a sus dirigentes.

Obviamente, sólo tenemos dos opciones encima de la mesa: o PSOE y Ciudadanos permiten con su abstención un gobierno popular, en minoría en el que tendría que debatirse cada ley, cada propuesta para sacarla adelante, o bien habría unas nuevas elecciones. Los socialistas ya han dejado claro que no van a intentar un gobierno de izquierda con Podemos, de modo que no tenemos claro a qué juegan los socialistas.

Tengo la impresión de que PSOE y Podemos continúan de campaña. A mi parecer, unas nuevas elecciones favorecerían al PP y al PSOE y quizá sería la reafirmación de que en España no hay posibilidades más allá del bipartidismo. Dada la situación actual, entiendo que los socialistas deberían pensar más en el bien del país que en el bien propio, si es que entendemos como bien que el PSOE gane escaños, sabiendo que también los ganaría el Partido Popular.

La política debería ser el arte de llegar a acuerdos y mis críticas no son sólo para el PSOE, sino también para los populares y para su visión de que el que tiene más votos gana, gobierna y puede hacer lo que quiera. En democracia los partidos no deberían hacer lo que les diera la gana, ni tan siquiera cuando tienen mayoría absoluta, por el simple hecho de que ese no es el espíritu democrático.

Creer que quien está en el gobierno manda y los de la oposición obedecen es más propio de otras épocas de la historia de España pero, al parecer, muchos de nuestros conciudadanos tienen esa mentalidad, que el que tiene más votos gobierna y punto, que así es la democracia. Pero no es así, el Partido Popular debería tratar de ser generoso a la hora de que otros partidos le permitieran gobernar en minoría.

El fantasma de las terceras elecciones comienza a planear sobre nuestras cabezas. Aún sigo pensando que se llegará a un acuerdo pero, si no lo hay, creo que la España a cuatro acabará pronto y volveremos al bipartidismo, al bipartidismo que ha causado que la evolución natural de España se haya detenido de golpe.

 

Fuente de la fotografía de portada: ultimahora.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s