Pablo Iglesias sostiene el bipartidismo en España y hace virtual Presidente a Rajoy

Hace solamente tres meses, había una posibilidad de cambio para España con un gobierno formado por PSOE y Ciudadanos, un gobierno de centro izquierda que debía ser aceptable por los votantes del PP y también por los de Podemos. Sin embargo, Pablo Iglesias salvó a Rajoy, como en esas películas en las que uno de los espadachines está frente a un desarmado rival y, en lugar de acabar con él, decide darle una espada para ganarle de tú a tú.

En ese momento, el ambicioso Pablo Iglesias y los medios de comunicación afines trataron de que las nuevas elecciones fueran vistas como una segunda vuelta, como la batalla final entre PP y Podemos. Pero los morados se olvidaron de un gran detalle: Podemos no era la segunda fuerza en España, sino que lo era el PSOE. Pero, para eso, el estratega de los juegos de rol tenía un plan, comprar las almas de Izquierda Unida y, a falta de poder conseguir votos, los quiso comprar, pero en política dos más dos no son siempre cuatro.

Muchas veces he dicho, aunque parezca una frase hecha, algo que anoche quedó claro que es así. La diferencia entre Ciudadanos y Podemos es que Ciudadanos ha venido a acabar con el bipartidismo y Podemos, en cambio, a formar parte de él. Pero, esta vez, ni siquiera eso han conseguido.

Cuando uno forma un partido de extrema izquierda, un partido del más antiguo comunismo, de una ideología que contempla a 300 millones de asesinatos, debe saber que o tienen mayoría o nadie va a pactar con ellos. ¿Pactaría alguien con Amanecer Dorado? ¿Y con el Frente Nacional? Pues Podemos es lo mismo por el otro lado.

El miedo a Podemos ha hecho que personas que pretendían dejar de votar a los Populares hayan vuelto a hacerlo porque, entre el susto o muerte, han elegido susto y eso ha hecho que Unidos Podemos sea la fuerza que más ha perdido, un 3,1% comparado con los votos que Podemos e Izquierda Unida sacaron hace seis meses. Obviamente, PSOE y Ciudadanos también han perdido, pero los socialistas han ganado 0,7% y Ciudadanos, en cambio, ha bajado 0,9%, es decir, que sus escaños perdidos son más por culpa de la ley electoral que otra cosa.

Queda claro que no hay otra opción más allá de que Mariano Rajoy sea Presidente. El popular ha utilizado de señuelo a Iglesias para hacer que el miedo al comunismo, a la extrema izquierda, le diese la victoria y lo ha conseguido. Veremos a ver lo que ocurrirá en los próximos días, pero poco queda ya además de reconocer la victoria del PP y no seguir con el país bloqueado. A PSOE y Ciudadanos sólo les queda permitir la gobernabilidad y, a Podemos, poco podemos decir salvo que el plan de subir a un partido extremista para dividir el bloque de la izquierda le ha salido perfecto. Un viejo plan que ya en su día realizó Suárez, legalizando a toda prisa el Partido Comunista, para que le quitase los votos al PSOE y, así, ser Presidente del Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s