Ciudadanos (la historia) – Capítulo XXI

Continuamos repasando la historia de Ciudadanos (recordad que podéis encontrar el Capítulo XX aquí):

Ante un 2015 cargado de elecciones y con Fran Herviás preparando la definitiva expansión del partido por toda España, el Presidente de Ciudadanos buscaría por enésima vez una unión con UPyD que creara, por fin, un partido de centro fuerte en nuestro país. Así, pues, el 23 de septiembre de 2014, Rivera se reunió en Madrid con Rosa Díez en busca del acuerdo.

Andrés Herzog parece predispuesto a la alianza. UPyD tiene presiones tanto fuera como dentro de su propia formación para llegar a acuerdos con los naranja y la frase que más se oye esos días es que “es más lo que une que lo que separa”. Aún así, no llegan a cerrar un acuerdo, aunque tampoco rompen las negociaciones. En el Parlamento Europeo, sí hay colaboración entre los dos partidos aunque eso, a la larga, acaba causando tensiones entre el eurodiputado Sosa Wagner y Rosa Díez que finalizaría con la destitución de Wagner. Unas encuestas de noviembre dicen que UPyD solamente conseguirá el 2% de los votos, a pesar de que C’s no entra en esa encuesta. Aún y con eso, el personalismo de la lideresa del partido magenta cierra la posibilidad de acuerdo y los partidos caminan por separado. En los siguientes días, cientos de afiliados de UPyD acabarán en Ciudadanos y los que se quedan piden a Rosa Díez que ceda el testigo y que haya elecciones internas.

A finales de año, el eurodiputado Fernando Maura de UPyD acude a un acto de Ciudadanos: “UPyD ha preferido encerrarse en sus siglas, ha preferido sus siglas al proyecto político, ha carecido de la generosidad y altura de miras que el momento político de España exigía”.

Ese otoño es de gran tensión en Catalunya ya que el gobierno catalán prepara el referéndum del 9 de noviembre, a pesar de que haya sido prohibido. Ciutadans presenta un escrito ante la Delegación del Gobierno en Catalunya para que el Ejecutivo central suspenda la campaña a favor de la consulta soberanista que impulsan la Assamblea Nacional Catalana y Òminum y otro en el que denuncia una posible “vulneración” de los derechos fundamentales.

No es la única polémica que hay en Catalunya ya que Jordi Pujol reconoce tener dinero en el extranjero. Al principio, CiU y ERC tratan de evitarlo pero, finalmente, cederán para que acuda.

La relación entre CiU y Esquerra comienza a ser tirante, Junqueras y los suyos quieren colaborar con Mas y su referendúm pero, a la vez, es consciente de que todas las encuestas le dan como ganador de unas posibles elecciones autonómicas catalanas.

Finalmente, Artur Mas anuncia que el 9 de noviembre no habrá referéndum al uso, pero que sí abrirán institutos y sedes para que todos los mayores de 16 años puedan votar. Los que asistiesen al butirreferéndum tendrían que responder a estas dos preguntas ¿Quiere que Catalunya sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?

A pesar de dejar votar a niños, a extranjeros sin papeles y de que todos los medios catalanes hiciesen campaña por el Sí, solamente un 37% de personas acudieron a votar, es decir, solamente por participación volvía a ganar el No a la independencia. De los que fueron a votar, venció el Sí-Sí con un 80,76% y la ya repetida cifra de un millón ochocientas mil personas que siempre dan como cierta. El Sí-Sí venció en todas las comarcas excepto en la Vall d´Aran.

En los días siguientes, se muestran fotografías de personas que han votado hasta tres o cuatro veces. A pesar de eso, Artur Mas lo vende como un gran triunfo y reclama que se haga un referéndum real. Mientras, Ciudadanos le reclama a Mas que enseñe las cuentas de lo que ha costado el butirreferéndum.

A finales de noviembre, Ciudadanos anuncia que presentará listas en 400 ciudades españolas incluyendo todas las capitales de provincia. En esos momentos, el partido cuenta con 6.300 afiliados.

Comienza a rumorearse que en Catalunya, probablemente, se celebren autonómicas y que los partidos soberanistas quizá vayan de la mano para que las elecciones sean vistas como un plebiscito. El Partido Popular catalán, a través de Enric Milló, habla de la posibilidad de que los populares se unan a PSOE y Ciudadanos para hacer una unión por el No a la independencia. Ciudadanos responde con un No rotundo. Inés Arrimadas explica que “Muy pronto se han olvidado los populares que, hasta no hace tanto, eran ellos los que pactaban con los nacionalistas”, además de negar la posibilidad de “Poder ir de la mano con partidos con problemas con la corrupción”.

ERC apoya el presupuesto de CiU, a pesar de defender fuertes recortes sociales, y el pacto que llevará a ir de la mano a CiU y ERC en unas futuras autonómicas parece claro. Unos días después, el Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona citó como imputados al ex President, a su esposa Marta Ferrusola y a tres de sus siete hijos, Mireia, Marta y Pere.

Los cinco deberían responder como supuestos autores de los delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales cometidos en relación con el dinero que tenían en Andorra. Los Pujol Ferrusola regularizaron el dinero poco antes de que el ex President confesase su existencia.

El 2015 comienza con la definitiva expansión de C’s por todo el territorio nacional. Las mismas preguntas y cantinelas que se oyeron diez años antes en Catalunya vuelven. ¿De izquierda o de derecha? ¿Liberales o socialdemócratas? Desde un primer momento, PSOE y Podemos quieren desplazarle a la derecha, se empiezan a acuñar las frases “Marca blanca del PP” o “Nuevas generaciones del PP”. Sin embargo, los populares le acusan de ser de izquierdas, de catalanistas, y aseguran que Ciudadanos se ha hecho grande con los votos del PSC en Catalunya.

En ese mes de enero, sale la primera encuesta en la que Ciudadanos aparece como una posibilidad  para las generales. En la intención de voto, Podemos aparece como la fuerza más votada con un 28,2%. Sorprendentemente, C’s supera a Izquierda Unida y a UPyD y seria cuarta fuerza con el 8,1%. La posibilidad de que un partido de centro y nacido en Catalunya sea parte importante de la política española comienza a ser real, por imposible que pareciera meses antes.

 

Fuente de la fotografía de portada: www.abc.es
Anuncios

2 comentarios sobre “Ciudadanos (la historia) – Capítulo XXI”

  1. Este partido a sido trasparente desde su inicio y cargado de buenas intenciones, luego, las cosas se van desarroyando de acuerdo a las circustancias y Rivera a estado bastante solo ante todo este proceso. Fue una pena lo de Cañas, era un buen compañero en esta lucha.
    Este partido parece, o por lo menos, no esta con el odio en su lenguaje,y si la sensatez en muchos aspectos, solamente por ese proceder merece el respeto y ocupar el lugar en este pais

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s