Ciudadano Adrián, un año después

Hace justo un año, comenzábamos con este blog y lo hacíamos con la idea de que quizá alguien lo leyera y pudiéramos debatir ideas. Lógicamente, no esperaba que fuesen muchos los lectores pues, al fin y al cabo, no es la política el tema que más atrae a las personas de este país y menos aún desde una mirada centrista, liberal progresista y muchas veces hablando sobre Catalunya que no es, a día de hoy, la más simpática de las autonomías de nuestro país.

Aún y pensando que nadie lo iba a leer, me puse el reto de escribir a diario. Cuando vives en una tierra donde la mayoría es silenciosa, sientes la obligación de decir lo que piensas a diario porque ya hemos callado suficiente, tanto que, fuera de esta tierra, nuestros silencios han hecho que haya una visión distorsionada de Catalunya y de los catalanes.

Si algo he aprendido en este año es que, cuanto más sincero eres, a más personas llegas, así como también que, cuando escribes con el corazón, más visitas tienen tus entradas. Obviamente, esto no ha sido nunca una competición para mí pero, lógicamente, sí miras si te leen o no. Hace un año no hubiera creído a quien me hubiera dicho que este blog iba a tener casi 65.000 visitas y que lo iban a leer desde 104 países de todos los continentes.

Pero no doy especial importancia a esos números y sí doy más a esas decenas de personas que, no sólo leen cada día Ciudadano Adrián, sino que también comentan el mismo a través de las redes sociales. Estas personas de lectura diaria, a las que en su amplía mayoría no conozco personalmente, son las causantes de que diariamente haya dado mi punto de vista durante un año en este blog.

Después de esas personas, lo que más me ha llenado han sido los periodistas que me han escrito o que han comenzado a seguirme. Entre ellos, hay dos nombres que aún tengo que restregarme los ojos cuando observo y que han seguido e incluso compartido entradas de este blog. Personas de tanto prestigio como Ramón Colom, el que fuera director de Informe Semanal, y el también periodista y cronista político de TVE Lluís Falgás. Obviamente, también te llena observar cómo diputados como Juan Carlos Girauta e infinidad de diputados autonómicos, así como alcaldes y concejales, incluso de México y Venezuela, entre ellos el preso político de Maduro Leocenis García, también hayan seguido, compartido o gustado tu blog.

Aún y con todo lo comentado, el momento más emocionante vivido en este año fue cuando el hijo de un policía asesinado por ETA me dio las gracias por un artículo. Ese es el mejor recuerdo que tengo de estos 365 días.

Como en muchas otras cosas, no todo ha sido tampoco bueno pues también han habido descalificaciones e insultos aprovechando el anonimato de las redes sociales. Pero, en fin, hasta con este tipo de cosas he tenido que sonreír. Como, por ejemplo, cuando un lector amenazó con mandar una de mis entradas “A la cúpula de Podemos” u otro que comparó mi blog a la propaganda Nazi. Los independentistas me han acusado de españolista, desde el resto de España de catalanista. Unos se quejan de que critico en exceso a PP, otros que lo haga con el PSOE. En fin… solamente he escrito mi opinión sobre todas las cuestiones.

Este año ha habido gran actividad política, demasiada, con lo cual no ha sido difícil tener algo de lo que escribir, pero he intentado también no centrarme solamente en la actualidad por tal de dar a conocer más a Ciudadanos, porque estoy convencido de que los españoles no deben decidir entre extremos, que no hay que elegir entre susto o muerte, sino que hay una posibilidad real de competir en los mercados con los países más poderosos de Europa y, a la vez, tener como prioridad los temas sociales.

Con este blog, no he intentado ganar votos pero sí que todos esos que son de Ciudadanos y todavía no lo saben se acerquen al partido. Estoy completamente seguro de que la mayoría de los españoles tiene su ideología en el centro del tablero, que nuestros compatriotas tienen ideas liberales y progresistas, del mismo modo que estoy también completamente seguro de que en Catalunya la mayoría de personas quiere que se reconozca la cultura catalana y que se le dé la importancia que tiene, pero que la cultura, que la lengua no hace de Catalunya un país diferente a España.

Una vez cumplida la promesa que me hice de escribir absolutamente todos los días durante un año, quizá me tome un pequeño respiro y estas entradas se hagan con un intervalo de tiempo más distanciado entre ellas. Pero sigo teniendo necesidad de escribir, de ser una de esas voces de la mayoría silenciosa de los catalanes que, no sólo nos sentimos españoles, sino que queremos también que nuestra tierra tenga un lugar cabecero en el progreso del país, así como también ser uno de esos españoles que creemos que una España mejor es posible, que ya ha llegado momento de acabar con el bipartidismo, que queremos un cambio sensato en el que muchos españoles que pensamos diferente tengamos que tendernos la mano por el bien de nuestro país y de las personas que lo habitan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s