Para Ada Colau, un Okupa vale más que un policía

Mientras Barcelona vuelve a temer que llegue la noche, no puedo por menos que escribir esta nota para dar mi apoyo a los cuerpos de seguridad, que tan mal están siendo tratados por parte de los políticos en Catalunya.

La alcaldesa de la ciudad condal, Ada Colau, en todas las declaraciones pone a un mismo nivel a los Mossos o a la Guardia Urbana que a los Okupas que vuelcan coches, queman cubos de basura y agreden a los policías.

No hay Estado de Derecho sin Ley y no hay Ley sin personas que la guarden. El servicio que hacen los miembros de seguridad a la ciudadanía es algo impagable y, sin embargo, parece ahora que tengan que justificarse por todo lo que hagan, dando la imagen de que estamos en un estado represivo, en el que los policías coartan la libertad de los ciudadanos.

Es obvio que la Policía, en un país democrático y más en el siglo XXI, no debe excederse en sus actos. Pero, ¿acaso alguien cree que alguien mejor que ellos sabe hasta dónde deben llegar? Y, sí, sé que me dirán que hay casos de policías que han abusado de su autoridad, pero ¿no hay también profesores que lo han hecho? ¿Y médicos? Y, claro, no hablemos ya de políticos.

Colau, esa cómica que hace papel de política, una persona de dudoso nivel para representar a los barceloneses y que lleva viviendo del cuento toda la vida, aprovechándose de los necesitados, no sólo ha demostrado su ineptitud como Alcaldesa, sino que además ha dicho una mamarrachada de tal nivel como que “Los vecinos deben hablar con los Okupas”, es decir, que son los pobres vecinos que han de sufrir tener una alcaldesa incompetente, los que deben solucionar el problema.

¿Y usted para qué está, además de para hacer esas cosas que dijo que no haría, como ir a los palcos a ver los partidos de fútbol acompañada de la Jet Set?

Barcelona está perdiendo toda su magia por momentos y se está convirtiendo en una ciudad sin ley, dominada por okupas que no pagan impuestos y donde los malos de la película son los contribuyentes que se levantan a las 5h de la mañana para ir a trabajar; donde los manteros y las mafias que hay tras ellos tienen bula papal por parte de la alcaldesa y los comerciantes tienen que ver cómo sus negocios se vienen abajo porque los impuestos no les dejan respirar.

¿Y la Policía qué? Ellos ponen la cara y, si se la rompen, han de quedarse quietos y callados, mientras que, contra los okupas o los manteros, no se puede hacer nada. Los llamados ayuntamientos del cambio son una especie de mundo al revés en el que los delincuentes y los vagos están bien mirados, mientras que las personas honradas, que se ganan la vida dignamente, y los miembros de seguridad son parte de la opresión.

Por favor, seamos serios, Barcelona hasta los Juegos Olímpicos no estaba en el mapa y, ahora, ya hay países que recomiendan a sus ciudadanos no viajar a la capital catalana. La Colau se está cargando esta gran ciudad y, para más inri, el PSC le da ahora apoyo. Un poquito de seriedad, por favor, a los políticos, a la política y Colau… a lo que quiera que sepa hacer.

 

Fuente de la fotografía de portada: elperiodico.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s