Una nueva forma de hacer política

Soy yo un simple opinador y no soy quien para dar lecciones de nada, pero cierto es que a menudo me sorprendo de oír o leer cuestiones que demuestran que hay muchas personas que, al parecer, no conocen bien del todo cómo funcionan las instituciones. Hay personas que critican la postura de Ciudadanos en cuanto a que haya permitido gobiernos de PSOE y del PP en diferentes ciudades o autonomías.

En cuanto esto, hay dos cuestiones que debemos analizar. Una, que muchas personas confunden el permitir la gobernabilidad y, otra, qué es formar parte del Gobierno. Y digo esto porque, por lo que veo, hay muchos españoles que no tienen clara la diferencia. Hay quien asegura que Ciudadanos apoyó al PSOE en Andalucía y al PP en Madrid y eso es rotundamente falso.

Más allá que, de hacerlo, no ocurriría nada, ya que el partido naranja ha mantenido, desde su creación hace diez años, que es más importante mirar lo que nos une que lo que nos separa con las formaciones que no piensan como nosotros, no es cierto que Ciudadanos forme parte del gobierno de ninguna autonomía y me alegro de que así ocurra porque esa fue una promesa electoral del partido y se ha respetado en cada una de las autonomías españolas.

En Madrid, por ejemplo, Ciudadanos permitió gobernar al Partido Popular a cambio de que el partido liderado por Cristina Cifuentes aceptara una gran serie de puntos, en cuanto a regeneración política y transparencia, pero se quedó en la oposición y hace oposición así que, como es normal, en algunos asuntos votó de la mano del PP y en otros lo mismo que PSC y Podemos.

Y quienes critican que Ciudadanos dejara gobernar al PP, yo les digo, ¿Qué debía hacer? La única alternativa era votar a favor de un pacto de PSOE con Podemos, ¿eso sería mejor? ¿Verdaderamente C’s debe permitir que un partido que no respeta la Constitución como Podemos tenga la llave de la gobernabilidad en la comunidad de Madrid?

Y hay quien dice que en el PP de Madrid ha habido corrupción. Y, sí, la ha habido, de ahí que Ciudadanos sea implacable con los casos que ocurran en dicha comunidad y que, si Cifuentes no respeta el pacto, habrá un voto de censura y nuevas elecciones.

En Andalucía ocurre algo parecido. El PSOE de Susana Díaz ganó las elecciones y solamente había dos opciones, o repetir elecciones o tratar de permitir que gobernara la fuerza más votada, a cambio de ser implacable con la corrupción y que personas como Chaves y Griñan tuvieran que abandonar su acta del PSOE. Por supuesto, como ocurre en todas las comunidades, Ciudadanos se quedó en la oposición.

De modo que, en este tema, hay dos cuestiones importantes: una, que los votantes de Ciudadanos que vengan de votar anteriormente a PP o PSOE deben tener claro que el partido no debe acercarse a lo que ustedes votaron antes, sino que ustedes tendrán que dar un paso al centro si creen que la opción del cambio sensato es la mejor de todas; y lo segundo es que no seamos hipócritas, es decir, que si en las Elecciones Generales nos quejamos de que los votantes no nos hemos equivocado y que los políticos deberían haber llegado a un acuerdo, no critiquemos también lo contrario. Quienes vean mal que Ciudadanos dejara gobernar al PP en Madrid y al PSOE en Andalucía ¿qué están diciendo? ¿Que en esas comunidades sí se equivocaron los votantes? Porque no olviden que los madrileños votaron mayoritariamente al PP y los andaluces al PSOE. ¿Entonces? ¿Por qué los españoles no se han equivocado y los madrileños y los andaluces sí lo hicieron?

De modo que no confundamos churras con merinas. No es lo mismo permitir un gobierno que formar parte de él. No es lo mismo estar en la oposición que pedir cargos y sillas y, por supuesto, Ciudadanos no debe estar ni más cerca del PP que del PSOE ni viceversa. Ciudadanos debe intentar llegar a acuerdos con aquellos que quieran gobernar y recalco lo de que quieran gobernar ya que en las Generales no fue Ciudadanos quien rompió su regla de tratar de sentarse a hablar con la fuerza más votada, sino que fue la fuerza más votada la que se negó a intentar formar un gobierno.

En política, no siempre podremos estar de acuerdo con todo lo que haga un partido, porque una formación política no es una secta, hay tendencias y pensamientos diferentes y cada momento, cada lugar y cadas elecciones tienen sus matices y el no entenderse en un lugar no quiere decir que no se pueda conseguir en otro y, sino, les pondré un ejemplo. Hagamos política-ficción y supongamos que en las elecciones 2019 en Catalunya hay dos posibles gobiernos (que Dios no lo quiera) y C’s es la llave para elegir entre que gobiernen los independentistas o un gobierno alternativo de Podemos y PSOE. ¿Qué debería hacer Ciudadanos? ¿Qué problema es mayor? ¿El radicalismo independentista o el de extrema izquierda? ¿Y en Euskadi? Si Ciudadanos permitiera gobernar a Podemos para que no gobernase Bildu, ¿estaría traicionando su palabra o hay que evitar que gobierne el partido de los que antes eran ETA?

La política no es fácil, hay que tomar decisiones. Yo, personalmente, lo único que pido a C’s es que siga anteponiendo el bien de los españoles a los del partido como ha hecho durante este año. Y, ya saben, ni rojos ni azules, somos naranja y estamos aquí para intentar conseguir una nueva forma de hacer política.

Anuncios

4 comentarios sobre “Una nueva forma de hacer política”

  1. Una cosa es llegar a acuerdos con aquellos que quieren gobernar y otra cosa es llegar a acuerdos para bloquear un gobierno. El pacto PSOE-Ciudadanos ha supuesto un bloqueo a la gobernabilidad (supuestamente la regla de Ciudadanos consiste en lo contrario) al bloquear propuestas en avance social que proponía Podemos que, además, rebajaban sus exigencias en cuanto a dichas propuestas. PSOE y Ciudadanos se han negado a negociar, agarrándose a un pacto que ya sabían que no sumaba apoyos para gobernar, siendo culpables directos de las nuevas elecciones. Por cierto, dices que Podemos es el partido de los que antes eran de ETA, lo cual es falso. Tanto Podemos como IU han condenado a ETA porque mataba a la gente; la única diferencia es que, donde otros se envuelven en la bandera y poco más, Podemos analiza algo que desde otros foros se ha negado y es que en Euskadi hay un problema político. Habláis de conferencias en Herriko tabernas, olvidando que fueron para hablar de política (como politólogos que son) y no para apoyar a ETA. Es como si yo dijera que Ciudadanos es de extrema derecha por ir a las elecciones catalanas de 2009 con la plataforma ultraderechista Libertas, por ejemplo.

    Me gusta

    1. No dije que Podemos es el partido de los que antes eran ETA, dije que Bildu es el partido de los que antes eran ETA. Ciudadanos no fue con Libertas en las elecciones autonómicas catalanas, fue en las elecciones europeas y en ese coalición había partidos de izquierda e incluso ecologistas… pero insisto, dije que Bildu era el partido de los que antes eran ETA. Gracias por tu comentario.

      Me gusta

      1. Disculpa entonces, entendí mal esa frase. Además, ahora que volvemos a elecciones y la maquinaria propagandística de los de siempre carga ponzoña nueva contra Podemos, he malinterpretado esa parte por inercia a pesar de haberlo leído con atención.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s