Arena y sombras (Una historia de Rubí)

Hoy me van a permitir que les hable de mi ciudad. Sé que hay algunos lectores diarios de este blog que les interesará mucho más otras cuestiones, pero hay veces que algo que pasa en una ciudad concreta puede ser un claro reflejo de lo que ocurre a nivel autonómico o nacional.

Les pongo en situación: Rubí, a 20 kilómetros de Barcelona y con 75.000 habitantes. Todo preparado para las elecciones municipales del 24 de mayo y con la sensación de que el consistorio va a estar más repartido que nunca. El PSC parece que está a la baja y ERC, que hasta ahora solamente había conseguido 2 concejales, está al alza. Después, Iniciativa, Convergència, PP, Ciudadanos, AUP (Formación que entre otros está la CUP) y Podemos. Pero estos últimos informan que, finalmente, no irán a las elecciones y aparece un partido vecinal VxR que casi todos interpretan que tiene el papel de Podemos.

Los Socialistas ganan las elecciones con 6 concejales, la oposición la lidera por primera vez Esquerra con 5 y Ciudadanos entra en el Ayuntamiento con 4. Esquerra, antiguo socio del PSC en el Ayuntamiento, ha mantenido en toda la campaña que sólo pactará con fuerzas independentistas y, en la misma noche electoral, la prensa local pregunta a la candidata socialista Ana María Martínez por los posibles pactos ya que, con 6 concejales de 25, se antoja difícil gobierno.

La líder del PSC, imagino que aún con el discurso de campaña, descarta pactar con Ciudadanos, según sus propias palabras, porque es de derechas. Ese es el discurso oficial de los socialistas catalanes que saben que gran parte de sus votantes se están marchando al partido naranja.

Pronto se desatan las alarmas. Victor Puig, candidato de Convergència, entrega los 2 concejales de su partido a Esquerra, sin pedir nada a cambio si ella logra formar gobierno. De seguido, se concretan reuniones entre ERC, AUP e Iniciativa para un tripartito que denominan “catalanista y de izquierdas”. Sí, por catalanismo entendemos la defensa de la cultura catalana, correcto. Pero, tras toda una campaña diciendo que solamente pactarían con fuerzas independentistas, que Iniciativa estuviera ahí metida cuanto menos chirriaba. Los miembros de esta formación no han entendido que no se representan a ellos mismos, sino a quien les vota y su cercanía a los movimientos nacionalistas es lo que ha hecho que dejaran de ser la fuerza más votada en la ciudad, a la situación actual en la que están esperando al primo de Zumosol Podemos para no quedar fuera del Ayuntamiento en las próximas elecciones.

Con la suma de esos partidos, hubieran tenido 12 concejales, a uno de la mayoría, de modo que necesitarían el voto de VxR. Sin embargo, las negociaciones no llegaron a buen puerto y el PSC debía gobernar en minoría.

Desde un principio, los miembros de Ciudadanos manifestaron que su intención era colaborar con el partido que gobernaba la ciudad y que en su política estaba mirar por el bien de los ciudadanos y no del partido y tratar de que la ciudad mejorase más allá de quién gobiernase y de las estrategias electorales.

En estos más de nueve meses desde las elecciones, ha habido otros partidos que han optado porque su oposición sea simple y llanamente no ayudar al gobierno, esperando a ver si se la pega. Ciudadanos, sin embargo, ha intentado hacer mociones, la mayoría de ellas aprobadas, no sólo con los votos del PSC, sino también de muchos otros partidos.

Dentro de lo que cabe, todo iba más o menos normal hasta que, en el pasado pleno, formaciones como ERC o PP comenzaron a hacer referencias al pacto de Sánchez con Rivera en mitad del pleno municipal y tratando de hacer ver que el pacto también ocurría en Rubí, nada más lejos de la realidad.

Una semana después, comienza el run-run de que ERC, AUP, ICV, CDC y VxR van a dar una rueda de prensa. Un amigo me llama. ¿Será una moción de censura? Días después, conocemos que el PP se une a los citados partidos, de modo que parece que se descarta esa opción. Al final, toda la parafernalia de unirse seis partidos, convocar a la prensa y todo su secretismo alrededor era para pedir que pararan las obras de los parques infantiles pues en ellos estaban quitando la arena y poniendo caucho.

La ciudad queda estupefacta, caucho vs arena… eso era todo… ¿o no? Quizá es el primer paso para acabar buscando esa moción de censura contra los socialistas. En ese hipotético caso, sería una más de los partidos nacionalistas que están más preocupados por ese nuevo país del que hablan que de los problemas de los rubinenses de a pié. Pero, ¿Vecinos x Rubí? ¿Partido Popular? ¿Qué hacían  aquí? Si es un tema de la oposición, ¿por qué no se preguntó la opinión a Ciudadanos? El portavoz del PP nos lo explicó. Para ellos, Ciudadanos es el “gobierno en la sombra”.

Es curioso esto de la vieja política. Están tan acostumbrados a que en toda moción, en todo acuerdo, haya tacticismos e intereses políticos que no son capaces de comprender que la nueva política ha venido para ayudar a los ciudadanos, más allá de poltronas y de pagas, y que para llegar a acuerdos con el partido que gobierna, únicamente, hay que tener voluntad, entendiendo que hacer oposición no es estar en contra de todo lo que dice la Alcaldesa.

Jonatan Cobo, potavoz del PP, lleva señalando desde que empezó la legislatura que Ciudadanos es parte de la izquierda, que es lo mismo votar C’s que votar PSC. Curiosamente, la propia Alcaldesa y otros muchos partidos nos señalan como derecha. Si, señores, sí, estar a la izquierda de la derecha y a la derecha de la izquierda es estar en el centro, hasta ahí parece que todos estamos de acuerdo.

Ahora, lo del “gobierno en la sombra” tiene ya más miga. Lógicamente, no hay un pacto cerrado PSC-C’s, sino que solamente hay, como he dicho antes, ganas de colaborar por el bien de nuestra ciudad. Eso los partidos viejos no lo entienden, ni los independentistas ni los populares, pero Ciudadanos ha venido a la política a eso, a mejorar el país con nuestro humilde granito de arena y no a apuntalar los juegos políticos que había hasta ahora.

¿Que creen que somos iguales que los demás? ¿Que creen que estamos actuando en la sombra? En ese caso, fíjense si somos honestos que, de entrar en el Gobierno, de aceptar colaborar con los socialistas, nuestros concejales pasarían de 15.000 euros anuales a ganar 50.400 euros. De modo que, déjense de pactos en la sombra, déjense de tacticismos, déjense de paripés, déjense de intentar formar un gobierno paralelo a lo que votó el pueblo y pónganse, como hace Ciudadanos, a votar o no las mociones según lo que crean conveniente y no según quien las proponga. Que después ocurren cosas como que un jueves un partido vote en contra de una cuestión y el lunes siguiente haga publicidad para promocionar la moción que votó en negativo cuatro días antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s