Los broncas y Albert Rivera

Viendo el debate de ayer, quedó una cosa clara: si España fuera Dinamarca, su Majestad el Rey habría anotado en la agenda el pedir a Albert Rivera formar gobierno ya que es la única persona que puede traer consenso. Pero eso no va a pasar, primero porque España no es Dinamarca, nuestra democracia es aún joven, y segundo, porque ni siquiera el hombre que más consenso puede traer conseguiría seguramente los apoyos mínimos ya que la mayoría de los partidos ya está haciendo campaña para las futuras elecciones de junio.

Mariano Rajoy fue duro con Sánchez, criticó que el líder socialista no quisiera ni hablar con él y que después necesite su abstención. En esas, tiene razón lógicamente pero, como ya he escrito varias veces, todo el problema de Mariano Rajoy viene del momento en el que él y sólo él renuncia a ser investido Presidente. Sino, yo estaría defendiendo en estas líneas que el Presidente de la nación debería ser un miembro del Partido Popular ya que, cuando el pueblo español ha decidido que la fuerza más votada sea el PP, estos y no otros deberían haber intentado buscar apoyos para gobernar.

Obviamente, los casos de corrupción son una losa para el PP y, sí, me dirán que también hay corrupción en el PSOE y que incluso más, pero hay una diferencia: Pedro Sánchez acaba de llegar como aquel que dice a la dirección del PSOE, mientras que Mariano Rajoy ha colocado a dedo a todos estos que ahora estamos sabiendo que son unos corruptos.

Después llegó el turno de Pablo Iglesias y, como siempre, su turno estuvo lleno de populismo y guerracivilismo. De verdad os digo que Pablo Iglesias me da miedo, su cabeza se ha llenado tal y como le ocurrió a Don Quijote de libros que le han hablado de una guerra que su abuelo perdió y que él quiere ganar ahora. Así que ya empiezo a pensar si lo quiere o no hacer desde las urnas o si quiere ganar en las urnas para que no haya urnas nunca más.

Hay gente que me pregunta que por qué PP-PSOE y C’s quieren unirse de algún modo contra Podemos. ¿Por qué? ¿Alguien se pregunta por qué en Francia todos se unen para parar el Frente Nacional de Le Pen? ¿Alguien se pregunta por qué en Grecia todos se unen para parar Amanecer Dorado? Pues por el mismo motivo se quiere parar a Podemos, porque no hay sitio para radicales en 2016.

Podemos tiene el Síndrome de Cristobal Colón: primero no sabía a dónde iba y después no supo dónde estaba, aparte de que, además, todo lo quiere hacer con dinero de otro. Solamente tiene clara una cosa, que necesita que se hable de él pues sabe perfectamente que los debates los va a perder. Pero también sabe que, por cada persona que está viendo los debates, hay seis viendo Gran Hermano y a los que solamente les va a llegar lo que más destaque en él, dígase bebés en las Cortes o besos en la boca.

Rivera leyó su discurso, perdón, perdón, entonó su discurso sin leerlo, esta es la suerte de creer en lo que dices y no tener que inventar un cuento cada vez que hablas. Mostrando miras de Estado y pensando en el bien común, Ciudadanos ha demostrado que, al contrario de las otros fuerzas, está más preocupado por el bien de España que de quién será Presidente del Gobierno. Y, quizá, si no se llega a acuerdo en este primer intento, una de las cosas que debería plantearse el Partido Popular antes de sentarse a hablar es llevar por escrito qué cambios piensa hacer y, cuando hablo de cambios, me refiero también a cambio de nombres.

En fin… pactos no habrá, pero discusiones entre rojos y azules, de eso sí que tenemos. Volver a hablar de la Guerra Civil, volver a hablar de la República, de los GAL, de ETA… Sobre eso hablaban PP, PSOE y Podemos pero, por suerte, no sólo hay azules, rojos y populistas, también hay un centro renovador con un líder, Albert Rivera, que ya en el primer día, ha demostrado estar en un nivel por encima del resto.

Para acabar esta entrada, me gustaría decir que, oyendo a Albert Rivera hablando en el Congreso de los Diputados en catalán, pero sin utilizar el idioma para atacar, sino para dar normalidad, me emocioné, me emocioné con ojos vidriosos incluso. Porque la lucha de los catalanes que también nos sentimos españoles es dura, muy dura. Nosotros no somos menos españoles por defender Catalunya ni menos catalanes por defender a España y, si se dieron cuenta de un detalle, sabrán que lo que yo digo aquí es cierto, a pesar de que hubiese alguna crítica desde el banco del PP, cuyos miembros se creen muy españoles pero no lo son, dado que no respetan las culturas de todo el país. Pero más criticas hubo desde los escaños donde estaban los independentistas, porque a ellos les da rabia que los verdaderos catalanes, los que amamos España, estemos enseñando al resto de españoles la realidad de Catalunya y la realidad de Catalunya es que, sin renunciar a ser catalanes, somos tan españoles como el que más. Rivera estuvo sublime cuando, desde la grada de los traidores separatistas, se gritó “Visca Catalunya lliure” y añadió “Viva Catalunya libre de corruptos”.

 

Fuente de la fotografía de portada: eldiario.es
Anuncios

Un comentario sobre “Los broncas y Albert Rivera”

  1. Está visto que el mas ecuánime fue el Sr. Rivera, y a pesar de ser el mas joven, debería ser propuesto para hacer gobierno, pero claro está, saldrían los casposos de siempre, que nos llevaron a la ruina y que pretenden seguir; no dándose cuenta, de que poco a poco, los ciudadanos, se van cansando y desgastando, para sin querer, caer en manos de los demagogos y dictadores, del proletariado “chavista”, pero favoreciendo a sus bolsillos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s