Ni está ni se le espera

Mi padre guardó un ejemplar de DIARIO 16 del 25 de febrero de 1981, un par de días después del fracasado golpe de estado de Tejero y los suyos. Recuerdo leerlo cuando yo debía de tener unos diez años quizá. El diario comenzaba a estar amarillento y, pese a que imagino que a mi edad no podía entender bien qué supuso aquello, fue un tema que me interesó bastante siempre.

Ya de jovencito, veía los documentales que cada 23 F daban en televisión, a pesar de que siempre me quedaba con las ganas de saber qué fue realmente lo que sucedió aquel día. Aquel 23 de febrero de 1981, yo tenía menos de dos años y, obviamente, no lo recuerdo, pero tengo una ligera impresión de que debí darme cuenta de que algo pasaba porque siempre he tenido la sensación de que aquello que leí en ese periódico amarillento me sonaba de algo.

Recuerdo que pensé en lo que podía haber cambiado mi vida si hubiese prosperado el golpe. Por más que mi padre me dijese que las grandes potencias no lo hubisen permitido, yo imaginaba siempre lo que podía haber pasado si lo que sucedió aquel 23 F hubiese sido diferente.

Porque, si entiendo que verdaderamente difícilmente podía prosperar el golpe, también hubiera sido complicado que acabase aquello en una guerra, pero ¿qué hubiera pasado si hubiesen asesinado al Presidente del Gobierno? ¿O a otros diputados? ¿O que hubiesen habido muertos aunque fuese por una bala perdida?

Se ha escrito tanto sobre aquel día que no voy a ser yo quién haga un análisis, todo el mundo tiene su propia teoría conspiratoria. Yo solamente tengo el recuerdo de aquel periódico viejo que, como he dicho, no era del día siguiente, sino de dos días después del intento de golpe de estado y en el cual ya se sabía alguna cosa más de lo que había pasado en el Congreso.

Esa posición valiente del Presidente Suárez y de Carrillo no tirándose al suelo; ese enfrentamiento del Vicepresidente Gutiérrez Mellado quien, a pesar de sus casi setenta años, los Guardia Civiles no podían reducir; esa discusión de Manuel Fraga con los Guardia Civiles que hizo que lo desalojaran a otra sala; y ese miedo que aún se aprecia cuando los que lo recuerdan bien te explican cómo lo vivieron. La noche de los transistores en la que los que habían vivido la Guerra creían que tendrían que pasar otra vez por ese horror y los que habían suspirado por la democracia creyeron que España volvería a su época más gris.

Muchos opinan que ese es el día que España comenzó de verdad a ser un país democrático. La primera vez en la que todos los españoles se unían a defender la Constitución y sus valores.

Creo que este 23 F no veré esos resúmenes, esos documentales que hablan de lo que ocurrió ese día, porque creo que me va a dar pena ver aquella España que venía de la nada y que no sabía bien a dónde se dirigía, que estaba más unida y era más solidaría de lo que probablemente es hoy. Cuánta gente ha luchado por lo que hoy tenemos para que ahora entre la extrema izquierda y los separatistas traten de romperlo.

Aquel 23 de febrero de 1981 pudo cambiar la historia de España de forma drástica. De hecho, algo cambió. Por eso, aún (aunque cada vez menos), cuando llega el 23 F, nos acordamos de lo que ocurrió en el Congreso de los Diputados aquel ya lejano día en el que muchas imágenes y frases pasaron a la historia, desde el “¡Quieto todo el mundo!” o el “¡Se sienten coño!” de Tejero, a otras que nunca oímos pero que de tanto oírlas contar nos parece que están registradas, como el famoso “Ni está ni se le espera” de Sabino Fernández Campo en el que, refiriéndose a que el General Armada no estaba en el Palacio de la Zarzuela, descartaba el apoyo del Rey al golpe.

Aquel 23 de febrero, los partidos de un lado y otro se unían para reforzar la democracia en España. Hoy, el país está preocupado por unos pactos para gobernar que me temo que ni están ni se les espera.

portada_diario

Fuente: Diario 16

 

Fuente de la fotografía de portada: elpais.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s