Palabras que contienen “eta”

A veces me sorprendo cuando, hablando con personas algo más jóvenes que yo, observo que hay fobia a los atentados terroristas. Cuando hablamos del tema, les digo que me resulta curioso ya que estamos precisamente en el momento de los últimos cincuenta años que menos atentados y menos víctimas hay en nuestro país.

Sí, es cierto que los atentados de ahora son televisados y que, en lo que al pánico se refiere, afecta mucho más ver la explosión, las víctimas, etc., que no a un reportero delante de una cinta que ponía “No pasar”, que es lo que veíamos antes. Ahora, las víctimas tienen cara, antes solamente eran un nombre o un número.

Pero todo esto no quita que, ciertamente, estemos en el momento más tranquilo en lo que a terrorismo se refiere. De hecho, en las encuestas ya hace mucho que el terrorismo ha dejado de ser la primera de las preocupaciones de los españoles.

Pero eso no debería hacernos olvidar la historia de nuestro país. De todas las cosas que me preocupan de la actualidad de España, la que peor llevo, la que más me entristece, es ver lo pronto que nos hemos olvidado de las víctimas de ETA, observar cómo una parte de la juventud de nuestro país frivoliza con el tema y cómo muchas personas, algunas de ellas políticos, ahora que nos estamos olvidando, están mostrando su verdadera cara y cierta simpatía con la banda terrorista. Simpatía que, cuando la sociedad era unánime (casi) contra el terrorismo vasco, se escondían.

Entre los jóvenes, creo que, quizá, están desinformados. No lo sé, sinceramente no lo acabo de entender bien, pero claro está que, entre la extrema izquierda y los independentistas, hay una cierta simpatía a ETA y una errónea visión en la que las víctimas eran parte de eso que ellos llaman el estado fascista opresor.

Este domingo, David Fernández de la CUP y Joan Tardà de ERC se reúnen con Arnaldo Otegui en la cárcel de Logroño y Pablo Iglesias tiene como línea roja el acercamiento al País Vasco de los presos de ETA y, por más que trato de ponerme en su lugar, no entiendo por qué ese apoyo a la banda terrorista.

Cuando yo era niño y adolescente, llegó el punto que casi no prestaba atención a los atentados de ETA porque eran parte del día a día, del pan nuestro. En esa época, no te entretenías delante de los cuarteles de la Guardia Civil o de la Policía porque eran claros objetivos de los terroristas; hubo casi 2.500 atentados de ETA y, ahora, ¿ya hemos olvidado todo eso?

No me vale la cantinela de que las familias tienen derecho a visitar a sus hijos. Las familias de los terroristas al menos saben que sus hijos están vivos pero, ¿qué hay de las familias de las víctimas? ¿De estas quién se preocupa?

Lo que tienen que hacer las familias y los presos de ETA es decirles a los suyos que entreguen las armas y que se entreguen. En ese momento, podremos estar seguros de que ETA ha desaparecido realmente y, cuando llegue ese momento, la democracia habrá vencido al terror y entonces ni el partido que gobierne ni los que gobernaron antes deberán ponerse la medalla de que ellos acabaron con ETA.

Digo esto último porque, ante las impertinentes palabras del Ministro Fernández Díaz, cuando dijo que ETA esperaba como agua de mayo un pacto PSOE-Podemos, he oído y leído respuestas quizás más impertinentes aún como que el PSOE de Zapatero acabó con ETA, lo cual es absurdo dado que la banda terrorista no ha acabado aún su historia y porque el simple hecho de que el alto al fuego definitivo llegara con Zapatero no fue más que una coincidencia ya que, que al menos sepamos, no hubo una negociación para ello.

Obviamente, los presos sí que pueden desear ese gobierno ya que Podemos tiene como prioridad, entre otras cosas, acercar a los terroristas a sus casas e, incluso, tiene pactos con Bildu. Pero ni siquiera eso debe ser utilizado por un ministro del gobierno, por más que estemos llegando a hechos tan esperpénticos como que, a raíz del tema de los titiriteros, se organizara una campaña en Twitter de apoyo a los mismos que tenía en el hashtag palabras que contienen “ETA” y en la cual la mofa no sólo podía ofender a la víctimas del terrorismo, sino también a los jueces y a los miembros y fuerzas de seguridad del Estado.

 

Fuente de la fotografía de portada: elcorreo.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s