La mafia valenciana del PP pone en jaque a Rajoy

Cuando escuché que la Guardia Civil había desarrollado una operación contra la corrupción centrada en ayuntamientos de la provincia de Valencia que fueron gobernados por el PP, la Diputación Provincial y la Generalitat, sonreí pero obviamente no porque me hiciera gracia un caso más de corrupción del PP en España, sino porque, al oír la noticia, me vinieron a la mente muchas de las frases que los enemigos de la Nación (Separatistas y Podemitas, sobretodo) suelen decir.

Me vino a la cabeza cuando los independentistas y sus financiados medios de información (o de desinformación, según se mire) decían y todo el mundo daba por hecho que era cierto, que la Guardia Civil había entrado en la sede de Convergència para dañar la imagen de estos para que Junts pel Sí no ganara las elecciones. Es decir, que todo el mundo daba por cierto que en España no había separación de poderes y que era el Gobierno de “Madrit” quien enviaba a las fuerzas del Estado.

Y bien, ¿ahora qué?. Ahora que Mariano Rajoy se está jugando con negociaciones el ser o no ser Presidente del Gobierno, ¿quién ha mandado a los Guardias Civiles a detener a 24 miembros del Partido Popular? Pues, miren señores, las cosas son así. Los Jueces no van a estar mirando la actualidad del país para hacer justicia ni los miembros de seguridad van a mirar el calendario electoral para hacer sus acciones.

Porque España, aunque a algunos les duela, no es una República Bananera y, obviamente, esta operación no se hace ahora para perjudicar al PP ni antes para perjudicar a Convergència, del mismo modo que tampoco se le ha pedido a Monedero que pague a Hacienda para perjudicar a Podemos, sino que, simplemente, la Justicia tiene su propio calendario.

Pedro Sánchez está aprovechando el enésimo caso de corrupción en los Populares para negar la posibilidad de llegar a un acuerdo con Rajoy pero, como ya he dicho en otras ocasiones, a mi manera de ver, los Socialistas deberían pedir la cabeza de Mariano y de algunos otros salpicados por estos casos, a cambio de abstenerse en la votación de investidura y dejar que gobierne alguien del PP que no esté manchado.

Eso sí, llegado este momento, quizá también sea ya la hora de que el propio Mariano Rajoy comience a plantearse la posibilidad de ser él quien dé un paso al lado. Y, sí, sé que muchos dirán que el Presidente en funciones no está imputado, pero no es menos cierto que, cuando en el PP no hay primarias, sino que es el dedo divino de Rajoy quien elige los cargos, responsabilidad de lo que ocurre en su partido sí tiene.

Los medios de comunicación ya comienzan a hablar de la posibilidad de que acabe siendo Presidente algún “Puigdemont” del Partido Popular. La mayoría de ojos miran a Pablo Casado, incluso miembros importantes e históricos del PSOE como Felipe González están comenzando a posicionarse en contra de la posibilidad de que gobierne Pedro Sánchez, y básicamente por dos cosas: una, porque no quieren entregar su alma a Pablo Iglesias y, dos, porque no se puede gobernar un país cuando necesariamente necesitas que quienes quieren romper el Estado den el visto bueno.

A veces, las cosas son más fáciles de lo que nos las planteamos, pero parece que el poder está cegando a más de uno. Pedro Sánchez no debe aceptar esa “sonrisa del destino”, porque es malo para el país y malo también para él. Y, sí, sé que la posibilidad de que gobierne el PP no es muy halagüeña, pero no debemos olvidar que lo haría bajo la atenta mirada de las otras tres fuerzas y que, de no hacer bien lo que debe, o incluso si finalmente los casos de corrupción salpican más arriba, PSOE, Podemos y Ciudadanos tienen la carta del voto de censura.

Y eso no es interpretar los votos, eso sí que es lo que los españoles han votado. Nadie tiene mayoría y los demás tendrán que estar encima del partido que gobierne. Si es el PP o es el PSOE es indiferente. Lo que sí está claro es que en los próximos años difícilmente va a haber mayorías y, sin mayorías, difícilmente habrá corrupción organizada como ha ocurrido estos años en la Catalunya de Convergència, en la Valencia del PP o en la Andalucía del PSOE.

 

Fuente de la fotografía de portada: eldiario.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s