La subasta de pescado

Dijo Artur Mas que la presidencia de Catalunya no era una subasta de pescado, pero sí lo era. Finalmente, da un paso al lado, deja de ser President de Catalunya. No vamos a decir que sea el peor President, pero sí uno de los peores, sin duda. Un hombre que pasará a la historia por los recortes, por tapar la corrupción y enfrentar al pueblo catalán.

Como hemos dicho en este blog, desde hace meses, la CUP no iba a investir a Artur Mas y no había posibilidad de que Mas dejase el cargo ni en Romeva ni en Junqueras. La única posibilidad era que todo quedase en alguien de Convergència. Mas no daría un paso al lado sin tener todo atado y bien atado y así ha sido.

Finalmente y si no hay sorpresa de última hora, quee puede pasar de todo en esta Catalunya de opereta, Carles Puigdemont será el nuevo President. El hasta ahora alcalde de Girona es el tonto útil que necesitaba Mas para dejar la silla y la CUP para disimular que se han hecho sus necesidades encima. Mucho peinado y mucha ropa de la Kale Borroka, para después asustarse como un grupo de ancianas.

Finalmente, ni Mas ni la CUP han tenido lo que esperaban, ni por supuesto todos los demás partidos.  Los constitucionalistas no están felices porque habrá un gobierno independentista pero ellos, los separatistas, tampoco deben estar contentos porque el ridículo que ha hecho Catalunya en estos días ha sido notable.

La CUP se ha inmolado; pasó de ser un partido que solamente se presentaba en unos pueblecitos a ser una fuerza notable por estas tierras. Sin embargo, ahora ya la CUP no tiene futuro alguno, lo ha echado todo al traste, no sabemos si por las presiones o por las ansias de la Catalunya independiente que nunca llegará.

Lo que sí ocurrirá ahora es que en Catalunya aumentará la tensión en la calle, esa tensión que ya sentimos cuando el 9 N y antes del 27 S y que nos hizo a todos estar incómodos, muy incómodos. Pero es lo que tenemos, el fanatismo y los fanáticos que creen que hay una superioridad racial entre los catalanes y el resto de los españoles y que quieren seguir tensando la cuerda, que esperemos que no se rompa.

Ahora los independentistas tratarán de que comiencen esos 18 meses de transición hasta que Catalunya sea una república independiente. Sabemos que eso no va a pasar, que Catalunya fue, es y será España siempre, pero ya ha llegado el momento en el que el Gobierno acabe con esta locura, porque la tensión en esta tierra está comenzando a ser irrespirable.

De modo que ha llegado el momento en el que el señor Pedro Sánchez deba dejarse de juego de tronos y colabore para que, de una vez por todas, haya un gobierno fuerte, porque él es responsable de lo que pasa en Catalunya ya que Puigdemont es el Presidente de los municipios por la independencia y el partido socialista ha votado en muchas ciudades a favor de unirse a esta asociación.

En Catalunya, el PSC ha sido colaborador de los independentistas y ha llegado el momento de que corrijan su error. El gobierno central debe cerrar ya del todo esta locura porque los representantes de una minoría de catalanes están jugando con su totalidad y queriendo llevar a sus ciudadanos a un enfrentamiento que tendrá repercusiones. Y todo ello porque un grupo de burgueses, tan patriotas que hasta sacaban el dinero de su tierra para llevarlo a Suiza y Andorra, están tan hasta el cuello de basura, que solamente podrían salvarse de acabar con sus huesos en la cárcel si consiguen tener un nuevo país con su propia policía y sus propios jueces.

 

Anuncios

Un comentario sobre “La subasta de pescado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s