A vueltas con el referéndum

Cada vez que tengo que escribir sobre Catalunya y los complicados entresijos de sus políticas, pienso en los lectores del resto de España que no deben de entender nada de lo que pasa, a los cuales les digo que no se preocupen, que aquí tampoco lo entiende la mayoría.

No sé cómo será en otras autonomías, pero en Catalunya siempre habrá problemas mientras que las personas no se quiten las caretas. Quizá, a partir de ahí, se podrán ir resolviendo las cosas, cuando las personas dejen de votar queriendo que el partido al que lo hacen se acerque a lo que ellos piensan y comiencen a hacerlo tratando de acercarse ellos al partido que se les parece más.

Aunque, obviamente, es complicado, dado que hacer una ecuación entre derecha e izquierda, arriba y abajo, nacionalismo o constitucionalismo a la hora de votar es como para crear dolor de cabeza. ¿Cómo sabe uno si a la hora de ir a votar le importa más la economía, las ayudas sociales, el referéndum o no referéndum? Y, es más, ¿cómo sabe uno qué es lo que defiende cada partido, si a veces algunos de ellos no hablan con claridad?

¿Cómo puedo explicar que en una ciudad como la mía, de 75.000 habitantes en las tres elecciones del año, han ganado tres partidos distintos, PSC en municipales, Ciudadanos en autonómicas y En Comú Podem en las Generales?

Pues, por eso mismo, porque en cada una de las elecciones se les da más importancia a una cosa, lo cual es triste en parte, porque hay muchos ciudadanos que tienen que renunciar a algunas cosas de las que creen por cómo se enfocan las elecciones que tocan.

En este caso y hablo de mi ciudad, dado que en un espacio más pequeño siempre es más fácil de apreciarse, en municipales se votó mayoritariamente por ideología; en las autonómicas, mostrando que la ciudad no quería la independencia; y en Generales, se partió en dos, pues hubo quien votó por ideología buscando el Presidente que quería y otros (los independentistas), sabiendo que su partido no podía ganar las Generales, al partido que defendía el referéndum, juntando los votos de los que verdaderamente votaban a Podemos con los independentistas que votaron por la opción comentada.

Escribo sobre esto porque, si finalmente Artur Mas no da un paso al lado y se repiten las elecciones, en las nuevas autonómicas, probablemente harán falta la unión de 4 partidos para conseguir mayoría absoluta y ahí los partidos y no los votantes serán los que a la hora de pactar decidan si les importa más la economia, los temas sociales o el sí o no independentismo.

Eso hará que probablemente quien sea la primera fuerza dirija por dónde irá el nuevo gobierno, ya que no creo yo que los diputados vayan a permitir que se vuelvan a repetir los comicios. Es difícil hacer un cálculo, más aún cuando no sabemos todavía si se repetirá Junts pel Sí (que lo lógico es que no), si En Comú se unirá o no a Podemos e Iniciativa o si, incluso, hubiera la posibilidad de que fuesen con la CUP quien, además, podría también presentarse por separado.

Hasta que no llegue el momento que sepamos qué abanico de partidos concurrirán a las elecciones (si las hay), es dificíl mojarse sobre lo que puede pasar pero, a día de hoy, lo que queda claro es que la posibilidad de la Declaración Unilateral de Independencia no será posible, pero deberemos estar muy atentos con los partidos que dicen que quieren el referéndum pero no la independencia porque quien dice esto o nos trata de engañar o está desinformado. Tengamos una cosa clara, si en algún momento se celebra un referéndum por la independencia, Catalunya ya será independiente aunque gane (que ganaría) el No porque, si se hiciese un referéndum, ocurrirían dos cosas: una, que se estaría reconociendo una particularidad a Catalunya, a la vez que se estaría reconociendo la desigualdad entre los españoles, la particularidad de que Catalunya es una colonia o un pueblo oprimido, cuando no es ni lo uno ni lo otro; y, dos, se crearía jurisprudencia y nada evitaría que hubiese referéndum tras referéndum hasta que ganara el Sí, con la diferencia de que, de ganar el No, sería temporal y si ganara el Sí, sería definitivo y sin marcha atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s