La nochebuena de la política

En la Cena de Navidad de la política española, ocurren cosas parecidas a situaciones que muchos pueden vivir en su casa. Alrededor de la mesa, que sería el Congreso, se reúnen personas de diferentes generaciones, de diferentes pensamientos, personas que a lo mejor no se han hablado en todo el año, incluso alguno que cree que no debería estar allí.  Mientras, desde una ventana, muchos ven a esa familia de políticos creyendo que en realidad sólo están ahí por el champagne y las gambas y que no tienen espíritu navideño.

El padre es el Partido Popular se cree con autoridad para que se haga lo que él quiera “Que para eso soy el padre de familia”. Pero, sin embargo, los hijos piensan que el padre no se entera, que ya ha pasado su época. Sobretodo el mayor, el PSOE, quien a pesar de que en algunas cosas se parece a su padre, no quiere reconocerlo. Cree que debe mostrar una cierta autoridad y esta pasa por no hacer todo lo que el padre diga, incluso no darle la razón cuando la tiene.

Ese hermano mayor protege mucho a su hermana pequeña, que es Podemos. Esta tiene la rebeldía típica de la edad. Sus padres y su hermano mayor creen que ya cambiará “cuando sepa lo que es la vida”, pero ella jura y perjura que no lo hará, que jamás se vestirá como los mayores y que eso de la Cena de Navidad es un rollo, que siempre se come lo mismo. Podemos se siente más cómoda porque ha llevado a su novio, que son Compromís-Bildu-CUP, pero ni a su hermano mayor ni a su padre y madre les gusta ese chico pues creen que no es de buena familia.

Su novio en realidad está allí por Podemos, porque si fuera por él, no formaría parte de aquella familia. A los padres les gustaba más el novio anterior que era Izquierda Unida, “que, aunque también tenía sus cosas, al menos era serio y formal”.

Después están los gemelos, PNV y Convergència. Estos siempre andan a lo suyo, pero al menos no molestan. Casi sólo hablan entre ellos, aunque estas Navidades todo es un poco diferente porque Convergència sale con una chica, ERC, aunque todos saben que no llegarán a nada ya que, si ni con su novia anterior, Unió, llegó nunca a estar bien, cómo va a estarlo con esta nueva novia con la que no tiene nada en común… Pero, en fin, “ellos sabrán”, piensa la madre que es Ciudadanos y quien, a pesar de que no aprueba según qué cosas, sabe que en el fondo son su familia y que es más lo que les une que lo que lo separa. Es por ello que quiere que no se peleen, que lleguen a un acuerdo y que tengan la fiesta en paz.

El padre pone la televisión para oír el discurso del Rey y pide silencio. Su hija Podemos dice que no le representa, su novio Bildu-Compromís-CUP afirma con la cabeza, su hermano mayor PSOE sonríe ante la ocurrencia de su hermana pero se pone a escuchar, los gemelos no hacen caso y siguen hablando entre ellos y la madre mira la televisión recordando cuando ella era aún una niña y veía el discurso con su padre Suárez. Eran Navidades felices y, a pesar de las penurias, toda la familia estaba unida.

Y esta es la familia de la política española, una familia que puede ser muy parecida a las que hay en muchas casas.

Desde Ciudadano Adrián les deseo a todos ¡Feliz Navidad! y, como ya se sabe de qué pié cojeo, les doy un consejo para estas Navidades… Hagan siempre caso a las madres que son las que más saben de esto.

FELIZ NAVIDAD, SEAN FELICES

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s