Ciudadanos “manque pierda”

Muchas veces en este blog he puesto mi punto de partida en mi condición de rubinense y catalán que soy pero ya tenía yo también ganas de utilizar de punto de partida mi condición de ecijano y andaluz que también me siento.

En la liga de fútbol de España de la temporada 1934-1935, el Real Betis Balompié se proclamó campeón de liga tras ganar 0-5 en el campo del Racing de Santander. El Betis, equipo humilde de Sevilla, catalogado siempre como el equipo de los pobres, de ahí que a sus seguidores se les llamase despectivamente “limpiabotas”, conseguía un hito histórico. Sin embargo, un par de años después y sobretodo a consecuencia de la guerra entró en una gran crisis.

En la temporada 1939-1940, el Betis podía haber pedido una moratoria, como también había hecho el Oviedo, para no competir y volver al año siguiente cuando pudiera haber restaurado el campo y formado un equipo. Pero el Betis, que era un equipo en el que directivos, jugadores y aficionados eran mayoritariamente republicanos decidieron competir, ya que después de perder la guerra “sólo nos faltaba quedarnos sin el Betis”.

Solamente 5 años después de aquel título liguero, el Betis bajaba a segunda división y, a partir de entonces, el equipo verdiblanco entraba en una fase turbulenta que acabó con el descenso a tercera. El Betis había pasado de jugar en campos de primera división, contra rivales de campanillas, a hacerlo incluso en campos de tierra. Fue entonces cuando salió el orgullo de todos los aficionados béticos, convirtiéndose en el equipo con más aficionados en Andalucía, haciéndose bandera de las personas humildes de aquella tierra, y se puso de moda el grito de orgullo de “Viva er Beti manque pierda”. El equipo verdiblanco se ganó las simpatías de toda España porque era un ejemplo para todos; mientras más perdía, más aficionados y socios tenía y, gracias a esa lucha, el Betis resurgió de sus cenizas.

Rizando el rizo, en Écija, la tierra de mis padres y mi segunda ciudad, ocurría que la rivalidad de los “limpiabotas” del Betis y los “señoritos” del Sevilla también se trasladaba a los toros. En la ciudad del sol y de las torres, había dos grandes toreros: uno de familia humilde, Bartolomé Jiménez Torres, y otro de familia adinerada, Jaime Ostos. De modo que, según la condición social, unos iban con un torero u otro. De modo que en Écija, al grito de “Viva er Beti Manque pierda”, se le añadía “Y Bartolo manque pinche”, dada la mala suerte a la hora de ir a matar del diestro.

En los debates entre Jaimistas y Bartolistas, estos últimos estaban dispuestos a defender a su torero, por más que no tuviera una buena tarde, por más que pinchara en hueso, del mismo modo que los aficionados del Betis acudían más al campo cuando su equipo más le necesitaba.

Pues bien, ese ejemplo es el que tenemos que tomar las personas que creemos, que confiamos y que sabemos que lo mejor que le puede pasar a nuestro país es un gobierno desde el centro, sin extremismo, sensato y que mire más por el bien de nuestros compatriotas que por el bien del partido.

Y, con esto, estoy llamando a que los simpatizantes de Ciudadanos den el paso y se afilien, que los que puedan ayuden, que nos echen una mano en las carpas, en los actos, que nos ayuden a llevar el mensaje. Es muy difícil competir con el Partido Popular cuando ellos tienen 800.000 afiliados y nosotros 30.000.

Todos debemos dar un paso más, debemos luchar utilizando a Ciudadanos como vía de hacer de España un país mejor, más próspero; un país que pueda mirar a los ojos a los mejores países de Europa, teniendo claro que únicamente poniendo nuestro granito de arena esto será posible.

Yo sé perfectamente que no soy quien para decirle a nadie que pague una cuota para ayudar a un partido político, que deje horas de estar con sus familias o amigos por luchar por una idea, pero si quieren una España mejor, no nos queda otra y, como hizo el Betis en sus tiempos difíciles, o somos más o no podremos conseguir nada.

Ha llegado el momento en el que, como dijo el Presidente Kennedy, no debemos pensar en lo que nuestro país puede hacer por nosotros, sino en qué podemos hacer nosotros por nuestro país y, a día de hoy, lo mejor que podemos hacer por España es apoyar a Ciudadanos. De modo que, si piensan en afiliarse, háganlo; si creen que pueden ayudar en su barrio, en su ciudad, háganlo e, incluso, si creen que tienen aptitudes y capacidad para estar en política, para entrar en una ejecutiva, en una lista electoral, creen que pueden ser concejales, alcaldes, diputados, lo que sea, por favor háganlo. Porque todo es igual de importante y, si queremos que las próximas elecciones sean las nuestras, tendremos que ser más y mejores.

¡Viva Ciudadanos manque pierda!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s