STOP a la política basura

En democracia no todo debe valer, no todo puede permitirse y no todo debe aceptarse, como tampoco debemos permitir que los que no respetan las reglas, la Ley y la Constitución se amparen y se escondan en los errores de la vieja política.

Todos sabemos que PSOE y PP no han hecho bien su trabajo, todos los españoles tenemos muy claro que miembros de los poderes políticos se han aprovechado de su situación para coger lo que no era suyo, pero eso no legitima lo que está sucediendo estos días, una campaña orquestada por Podemos para desprestigiar a los otros partidos, incluido Ciudadanos, que nada tienen que ver con lo que PSOE y PP han hecho hasta ahora.

Los dirigentes de Podemos ya fueron contra la Ley cuando estaban fuera de la política. Como reconoce el propio Pablo Iglesias, él mismo fue uno de los que organizó en las elecciones de 2004 las protestas contra la sede del PP en plena jornada de reflexión y tras los atentados del 11 M. De modo que ya sabemos el pelaje de dicho personaje.

Ver cómo desde Podemos se ataca por tierra, mar y aire a Ciudadanos es la demostración más evidente de que el partido morado sabe ya que es imposible su victoria y que su único objetivo es quedar por delante de Ciudadanos en una supuesta tercera plaza.

Cuando Juan Carlos Monedero acusó a Albert Rivera de cocainomano, todos pensamos que había sido un desliz, un error. Ahora, sin embargo, sabemos que en realidad era el disparo de salida de una campaña de descrédito de Podemos hacia Ciudadanos. Es gracioso observar cómo el partido de Pablo Iglesias está sirviendo de pinza del bipartidismo, al que beneficiará en todo caso si su campaña de descrédito llega a buen puerto.

De hecho, PP y PSOE han aplaudido los actos de Podemos contra Ciudadanos y se han sumado a ellos, primero desde el PP llamando fondona a Begoña Villacís, concejal de Madrid, y segundo, cuando Carme Chacón, número 1 del PSC, enseñó un tweet de una cuenta falsa como si fuese de Albert Rivera.

Después, llegó la unión de los tres partidos para criticar a Ciudadanos por querer poner igual de dura la Ley del Maltrato a hombres, niños, abuelos o entre parejas del mismo sexo, como ya es la Ley del Maltrato a la Mujer. Es decir, Ciudadanos va a respetar la Ley y la Constitución, para más señas el artículo 14 que dice:  Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. No hace falta decir nada más.

Los periódicos tratan también de ayudar a los suyos, por eso mintió EL PAÍS diciendo que Ciudadanos estaría a favor del copago sanitario o la absurda mentira de LA RAZÓN sobre el posible pacto de Ciudadanos con Podemos, noticia que se dio para favorecer al PP.

Para finalizar (de momento), los escraches que la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) ha llevado a cabo en las sedes de Ciudadanos, PSOE y PP y que recuerdan (y muy mucho) a los actos de las SS del partido Nazi poco antes de las elecciones. Para no salpicar a Ada Colau, la PAH mandó una carta contra la alcaldesa de Barcelona, aunque ahora sabemos que todo era para disimular; a nadie se le escapa que Ada Colau está detrás de estos actos.

No podemos permitir actos de terrorismo contra los partidos políticos si vamos a cambiar esta España por una de anarquistas, okupas y comunistas bolivarianos. ¡Que se paren que me bajo! ¡No podemos permitirlo! Y no permitirlo no es decir “A mí estás cosas no me gusta que pasen”, no permitirlo es no votar a Podemos y sus mareas, no votar a Bildu, no votar a ERC, no votar a BNG, no votar a la CUP, no votar a Compromís… porque si lo haces, eres cómplice.

Porque esta es la filosofía de la extrema izquierda. Cuando Pablo Iglesias dice que ETA tiene motivos políticos para matar, no se trata de una frase sacada de contexto, no es un error ni un lapsus, esa es la filosofía de ellos, del mismo modo que cuando dicen que la bandera o el himno son fascistas. ¿Alguien me puede explicar cómo un himno sin letra puede ser fascista? Simplemente, sucede que estos partidos liderados por Podemos no quieren la España de la reconciliación, quieren la España de la venganza, se creen la voz de los que perdieron la guerra y quieren otra guerra para desquitarse.

Ellos no quieren una democracia, quieren una dictadura comunista, por eso todos los que no piensan como ellos son fascistas, por eso Errejón llama en su Twitter asesinos a los militares, nazis a la policía y “no especialmente listos” a los Vigilantes de Seguridad. Por ese mismo motivo, Monedero defiende a Nicolás Maduro y a Hugo Chávez. La gente de Podemos no es que quiera arreglar o modificar la democracia española, quiere acabar con ella.

Y esto no es opinión, es un hecho y todo el que oyera hablar a la cúpula de Podemos en sus programas de televisión sabe lo que Podemos son y los que estarían dispuestos a hacer. Van contra la democracia porque, para ellos, la democracia es la segunda parte de la dictadura de Franco, lo ven así en sus cabecitas y, por más estudios, más másters y más doctorados que tengan, no van a pensar otra cosa porque tienen la mente pervertida. Por eso, hasta llegan a decir que Andalucía votó si quería seguir o no en España; por eso, para ellos, ni Izquierda Unida es de Izquierdas, sólo porque aceptó el resultado de la Transición.

La simpatía que tienen los partidos de ultra izquierda a los que me he referido antes no es un invento de “la casta”, es un hecho. Guiños al terrorismo islámico, guiños a ETA y simpatía por las dictaduras comunistas y no debe sorprendernos nada que el líder de todo esto sea Pablo iglesias, porque él es quien es, un hombre cuyo programa de televisión era financiado por Irán y Venezuela y cuyo padre es quien es, un acusado por terrorismo en el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) que no luchó contra la dictadura, sino contra la democracia, allá por el año 1978 y con muertos de por medio, y cuyo abuelo es su abuelo… “Créanme si les digo que siendo hijo de un militante del FRAP (….) tiene su mérito admirar a Carrillo” dijo Iglesias y es que resulta que el abuelo Iglesias estuvo detenido por hacer sacas durante la Guerra Civil, es decir, por organizar que presos del bando contrario fuesen sacados de la cárcel para ser fusilados ante la inminente victoria del enemigo.

Y, para finalizar, qué mejor demostración de lo que es Podemos sino el hecho de que los independentistas catalanes y vascos, es decir, los que quieren romper España, su Constitución y el Estado de Derecho, vayan a votar a Podemos. Todo es parte del plan. Incluso ayer Ada Colau pidió perdón a Esquerra Republicana por decir en un mítin “Madrid volverá a ser nuestra capital”. Y todo eso en el mismo acto en el que Colau dijo a Albert Rivera “que se lavara la boca antes de decir sí se puede”. Ellos mismos se retratan, de modo que, por muy molesto que se esté con la política española, hay más opciones… no les votes.

“El argumento de la intimidación es una confesión de impotencia intelectual” (Ayn Rand)

 

Fuente de la fotografía de portada: elpais.com
Anuncios

Un comentario sobre “STOP a la política basura”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s