La única alternativa a Rajoy

Si algo dejó claro el debate entre Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría es que el bipartidismo debe acabar por el bien de los españoles. También nos permitió ver que los periodistas deberían buscar menos el show televisivo y hacer preguntas más concretas sobre los temas importantes ya que quizá, de ese modo, abría más tiempo para que todos expusiesen y cuando digo todos me refiero también a Alberto Garzón y Andrés Herzog.

Quizás de ese modo dejaríamos de oír reproches y más reproches en los debates. El campeón en eso fue Pedro Sánchez quien, no sólo no respondió a lo que le preguntaban, sino que su único punto del programa fue criticar todo lo que ha hecho el PP en estos cuatro años. Cierto es que los Populares no han hecho de esta legislatura los mejores años de la democracia española pero, cuando ha sido precisamente el PSOE quien le dejó la herencia, es mejor taparse un poco.

Pedro Sánchez fue sin duda el perdedor del debate y, a mi parecer, Sáenz de Santamaría no hizo más sangre con él porque eso prefirió dejarlo para Mariano Rajoy. Fue increíble que Sánchez acusara a “la derecha”, como él dice todo el tiempo, de que llegaran a 2012 a las mayores cifras de paro, lo cual es cierto, pero hay que tener en cuenta que el PSOE gobernó hasta finales de 2011, lo cual hace obvio que esa cifra de desempleo fuese en su mayoría debida a la gestión de Zapatero.

Otro punto en el que no quisieron hacer leña de Sánchez fue el momento en el cual dijo que, estando juntos, se acabaría con el terrorismo islámico del mismo modo que se acabó con ETA, a lo que podrían haberle dicho: “Cuando el plan del GAL falló”.

El formato del debate hizo que Iglesias pudiera decir sandeces sin que no hubiera turno para rebatirle. Quizá eso le hizo ser de los que mejor estuvo en el debate de cara a ganar votos, aunque dijese algunas cosas tan increíbles como que, en 1977, Andalucía tuvo un referéndum de independencia. Imaginamos que se refería a un referéndum sobre la iniciativa del proceso autonómico de Andalucía que, por cierto, no se hizo en 1977, sino en febrero de 1980. Después hubo otro sobre el Estatuto de Autonomía en octubre del 81, pero jamás una consulta ni iniciativa que abriera opciones a la ruptura. Por cierto, anoche en el Hormiguero, Pedro Sánchez, queriendo criticar a Iglesias, dijo que el líder de Podemos había comparado el referéndum catalán con el andaluz de los años setenta cuando, como he dicho, no fue en los 70 sino el 28 de febrero de 1980.

Saénz de Santamaría trastocó los datos, sin mentir pero, como dijo Iglesias: Tortura los números que acabarán diciendo lo que quieras. Según el líder de Podemos, esta frase sería de Churchill, aunque ni es correcta la frase, ni la dijo Churchill, sino que la cita fue de  Gregg Easterbrook y en realidad dice: “Tortura los números y lo confesarán todo”.

El Partido Popular sabe que la mejora en las cifras del paro es, en gran medida, a causa de los contratos basura, de las personas que se han borrado del INEM porque están estudiando o porque se han ido del país.

En cuanto a Rivera, muchos opinan que no se los “comió” como se esperaba, pero lo cierto es que el sistema de debate hacía que difícilmente se pudiera debatir de verdad. Lo que sí es cierto es que el líder de Ciudadanos fue el único que intentó ofrecer propuestas.

Las últimas encuestas sitúan a Ciudadanos como segunda fuerza en un empate técnico con el Partido Socialista lo que, a mi parecer, hace que Rivera no quiera cometer un solo fallo, siendo conocedor de que los españoles confiaban de buen gusto en las propuestas expuestas por el partido naranja.

Mi conclusión del debate es que el Partido Popular sabe que tiene un colchón y lo trata de defender; Pedro Sánchez sabe que está cerca de perder la segunda posición y está nervioso, tratando de empujar a Ciudadanos a la derecha para conseguir todo el centro izquierda; Podemos ve perdidas las elecciones y vuelve a ser feroz y agresivo, tratando de lograr una remontada imposible; y Ciudadanos evita los errores y la polémica, tratando de asegurar la segunda plaza y teniendo la ilusión de dar el definitivo “Sorpasso” a Mariano Rajoy, porque está totalmente claro que Rivera es la única alternativa a Rajoy a día de hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s