Feliz Día de la Constitución

Una de las cuestiones que más hecho de menos en la democracia de nuestro país es que no celebremos el día de hoy, el de la Constitución, tal y como se merece. Para mi gusto, hoy, día 6 de diciembre, debería ser el día de España y no el 12 de octubre pues no hay día que más debamos celebrar que el de hoy, aniversario de esa Constitución que trata de cerrar las heridas entre esas dos Españas que habían estado enfrentadas en una cruel guerra civil y separadas durante el anterior régimen.

Tras la muerte del dictador Francisco Franco, el pueblo español, liderado por el Rey Juan Carlos y el Presidente Suárez, afrontó una nueva época en la cual la libertad individual y política abrían una nueva era. Tras casi cuarenta años desde el comienzo de la Guerra Civíl, los españoles se acercaban a las urnas para disponer quién debía dirigir el país. Venció la UCD de Suárez, quien pronto convocó a las fuerzas representadas en las Cortes para redactar la Constitución, la cual rompía con el franquismo y era la piedra angular de la democracia.

Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (UCD), Miquel Roca i Junyent (Pacte Democràtic per Catalunya), Manuel Fraga Iribarne (AP), Gregorio Peces-Barba (PSOE) y Jordi Solé Tura (PSUC) fueron los llamados Padres de la Constitución.

Fue la culminación de la llamada Transición a la democracia, precipitando una serie de acontecimientos políticos e históricos que transformaron el anterior régimen franquista en un “Estado Social y Democrático de Derecho que propugna como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”, tal y como proclama el título preliminar de la Carta Magna. El Estado pertenecía ahora a los ciudadanos españoles pues “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. El anteproyecto se discutió en la Comisión y fue posteriormente debatido y aprobado por el Congreso de los Diputados el 21 de julio de 1978. A continuación, se procedió al examen del texto del Congreso por la Comisión Constitucional del Senado y al Pleno del mismo órgano.

La discrepancia entre el texto aprobado por el Congreso y el aprobado por el Senado hizo necesaria la intervención de una Comisión Mixta Congreso-Senado que elaboró un texto definitivo. Éste fue votado y aprobado el 31 de octubre de 1978 en el Congreso con 325 votos a favor, 14 abstenciones y 6 votos en contra (5 de los populares, por más que estos días estemos viendo a Mariano Rajoy honrando la figura de Suárez). En el Senado, hubo 226 síes, 8 abstenciones y 5 noes.

Sometido a referéndum, fue ratificado el día 6 de diciembre de ese mismo año por el 87,78% de votantes, siendo así la única constitución de la historia de España que ha sido refrendada y aprobada por el pueblo español mediante referéndum. La Carta Magna fue sancionada el día 27 de diciembre por el Rey y publicada en el BOE el 29 de diciembre (se evitó el día 28 por coincidir con el día de los Santos Inocentes). De esta manera, desde 1986, cada 6 de diciembre es un día nacional (sin sustituir al tradicional Día de la Hispanidad, el 12 de octubre).

En la mayoría de los países del mundo, la Constitución jamás se ha llevado a referéndum, lo que hace que sea bastante curioso que muchas personas en España reclamen que ellos por edad no votaron la Constitución, cuando en Estados Unidos, Francia, Alemania, el Reino Unido o Italia jamás se llevó tampoco la Constitución a votación entre el pueblo.

Han pasado 37 años ya desde aquel día y quizá sea momento de actualizarla. Se echa de menos que no estén presentes algunos derechos, también falta indicar por escrito que España forma parte de la Unión Europea y no se halla tampoco en ella referencias a las nuevas tecnologías. Pero eso no quita que la Constitución de 1978 siga siendo muy actual. Por eso, a mi entender, me sorprende que algunos partidos quieran hacer una Constitución nueva. Las constituciones se hacen para que perduren en el tiempo, para que no cambien, salvo los ciertos retoques que el paso del tiempo hace inevitables.

De hecho, a mi parecer, sería mucho más importante que en los colegios se estudiase la Carta Magna para que todos supiesen la importancia que tiene ya que la Constitución representa la libertad y la unión de todos los ciudadanos y hay que valorarla y defenderla por ello, por más que en estos años haya habido quien la haya intentado pisotear, como ocurrió con los golpistas del 23 de febrero de 1981 o como, lamentablemente, está pasando estos días en la Catalunya de Junts pel Sí y la CUP.

Feliz Día de la Constitución, lugar de encuentro de todos los españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s