El hombre que mentía demasiado

En la entrada al blog que escribí antes del primer debate entre Sánchez, Rivera e Iglesias ya dije que, a mi parecer, el líder socialista es el más flojo de los tres. Viéndole en televisión, no pudo por menos que darme la razón. Y, cómo no, también se la dio a Mariano Rajoy, quien sólo quiere debatir con él porque sabe que a Sánchez, no sólo le ganaría un debate cualquier candidato a la presidencia, sino que probablemente le podría vencer también cualquier persona puesta en política y que no le atenazaran los nervios.

Más allá de su falsa puesta en escena, de sobreactuar, hablar despacio y en tono bajo (todo lo contrario que en los mítines, donde habla como si fuese un sindicalista de la transición) y de que su imagen de “niño bien” de colegio de pago no casen con las bases del socialismo, Pedro Sánchez mintió y mucho y, como dijo Aristóteles hace más de dos mil trescientos años, “El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad”.

Pero antes hablaré de sus virtudes, que no son muchas, para lo que deberíamos esperar del candidato del partido político más histórico de España. Pedro Sánchez tiene una gran capacidad de memorizar datos, aunque a menudo las ganas de darlos le hacen responder con ellos cuando se le ha preguntado incluso otra cosa. Otra de sus virtudes es su afán de protagonizar el debate, lo cual insisto que es una virtud pues el defecto es no conseguirlo dominar a pesar de protagonizarlo. Es como si (y perdónenme el símil futbolístico) un equipo tiene mucha posesión del balón, pero nunca tira a puerta.

De las mentiras de Sánchez hay dos tipos: las que usa tratando de hacer ver que el PSOE siempre lo ha hecho bien y las que, no conociendo el dato, suelta y “si cuela, cuela”.

El líder del PSOE presumió de que la Administración Zapatero registrase una tasa de paro del 8%. Y, sí, es cierto que llegó a ese dato, de la misma manera que también él heredó una tendencia a la baja, pero en su salida de La Moncloa se zanjó con un desempleo cercano al 23%.

También mintió cuando dijo que la reforma laboral del PP ha creado más paro. Sánchez podía haber dicho que casi no ha creado empleo y hubiera quedado como un señor, pero… ¿que ha creado más paro? A día de hoy hay 325.000 parados menos que cuando se fue Zapatero.

El líder socialista también culpó a Rajoy de que España es el segundo país con más desigualdad de la Unión Europea, pero lo cierto es que a la salida de Zapatero el llamado coeficiente Gini estaba al 0,43 y ahora está al 0,35, con lo cual hay menos desigualdad, según el estudio al que el propio Sánchez se refirió.

Después habló de que “las derechas”, refiriéndose también a Ciudadanos que, como todo el mundo sabe, no es de derecha, quieren que haya un despido más barato, pero lo cierto es que quién cambió el despido de 45 días por año a 33 fue el PSOE bajo el gobierno de Zapatero en septiembre de 2010 y con los votos a favor, además de los propios socialistas, de Izquierda Unida, ERC, BNG y Nafarroa Bai.

Además de todos esos embustes (y los que se me habrán escapado), cometió el error de tratar de hablar de las cosas buenas que ha hecho el PSOE en su pasado. Ahora que ya le han dicho que la Ley del Divorcio la hizo UCD, ha hablado de la ley del Aborto, de los Matrimonios entre Personas del mismo Sexo, de la Ley contra la Violencia de Género… pero, seguramente, hablar de historia no es lo mejor que puede hacer el PSOE ya que siempre podrán recordarle Filesa, Malesa, Guerra, Roldán, el GAL, etc. etc. etc. De modo que mejor, señor Sánchez, no vaya por ahí y recuerde que antes se pilla a un mentiroso que a un cojo.

 

Fuente de la fotografía de portada: telecinco.es
Anuncios

6 comentarios sobre “El hombre que mentía demasiado”

  1. Interesante y acertado post. Solo un apunte. Tal vez en números concretos, la cifra de parados haya disminuido sensiblemente, pero la cuestión es ¿en qué condiciones? sustituir 1 empleado con un sueldo mileurista por 3 a tiempo parcial por 300€, cuyo ridículo sueldo impide embarcarse en una hipoteca, o arriesgarse en solitario a un alquiler, y congelando con ello la economía…. Si tenemos en cuenta que muchos de nuestros potenciales trabajadores se han marchado a otros paises, otros han decidido dejar de fichar en INEM porque tampoco les servía de mucho, inmigrantes han vuelto a sus países… y las condiciones laborales y sociales en general se han degradado hasta niveles tercermundistas. Bueno, cambiar 1 trabajador por 3 esclavos tal vez es una forma de crear empleo.

    Me gusta

  2. Rajoy afirmó en varias ocasiones antes de llegar al poder que conocía perfectamente cómo estaba la situación, que nunca se justificaría en “herencia recibida” y en que sabía perfectamente cómo salir de la crisis y crear empleo sin recortes, especialmente en Educación o Sanidad, y sin subir impuestos… Creo que sólo le queda casarse con un hombre para ir en contra de todo lo que planteó.

    Me gusta

  3. Me da que no lo suficiente, los votantes de PP no lo hacen por convicción democrática ni porque crean que es mejor para la sociedad; son corporativos buscando apoyos entre ellos. Mientras manden los suyos mayores beneficios obtienen. O eso es lo que creen. Eso los ricos… lo pobres, les da la impresión que votar a la derecha, catalizadores económicos, son los únicos que les puede traer riqueza. Así va España.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s