Héroes del silencio

Para ser neutral, hay que ver las cosas como si se fuese extraterrestre y eso no siempre es fácil, todos tenemos filias y fobias y el ser neutral es prácticamente imposible. Tratar de serlo es ser eso que se llama políticamente correcto. Pero una cosa es la neutralidad y otra muy distinta es, por ser correcto, dejar que te pisen, como ha pasado en Catalunya estos años, de la misma manera que también es diferente el ser parcial con defender una postura de forma enfermiza y últimamente comienzo a ver que hay más enfermos en Catalunya de lo que yo creía, seguramente por culpa de Mas y sus recortes en sanidad.

Por todos es conocido aquel bochornoso momento en la final de la Copa del Rey de fútbol en la que algunos seguidores del Athletic Club y FC Barcelona silbaron el himno nacional. Por más que a mí me cueste de entender, tuve que ver y oír a muchas personas decir que silbar el himno es libertad de expresión. Para mí, libertad de expresión es gritar independencia, pero silbar un himno es silbar a todas las personas a las que representa y es, sin duda, una intolerable falta de respeto.

Puedo incluso llegar a entender que para los nacionalistas el himno español represente un tipo de España que no quieren, al fin y al cabo es la “Marcha real” y quién sea republicano podría querer que lo represente otro himno pero, al fin y al cabo, el himno español no tiene letra y, por lo tanto, lo que dice no puede ofender a nadie.

Sin embargo, a los mismos que no ven una falta de respeto en silbar el himno de todos los españoles sí les pareció irrespetuoso que los diputados de Ciudadanos en el Parlament (y esta vez también los del PP, que hasta ahora lo cantaban) no entonaran el himno catalán, por más que lo oyeran en pie y en silencio.

El himno catalán es el oficial y por eso se oye con respeto, pero si alguien se pregunta por qué los miembros de C’s no lo cantaron, de la misma manera que tampoco lo haría quién les escribe, es porque esa letra es bélica, amenazante, hablando solamente de una parte de los catalanes. “Els Segadors”, cuya letra actual es de Emili Guanyavents y data de 1899, aunque se base en un romance popular del siglo XVII que había sido recogido unos años antes por el filólogo Manuel Milà i Fontanals en su Romancerillo catalán (1882).

El himno narra cómo, en mayo de 1640, se produjo un alzamiento de parte de la población del principado de Cataluña contra la movilización y permanencia sobre él de los tercios del ejército real que luchaban contra Francia. La revuelta llegó hasta Barcelona conocida como el Corpus de Sangre. Se apoderaron de la ciudad durante tres días. Los segadores no sólo se movían por su furia contra las exigencias del gobierno real sino también contra el régimen señorial catalán ya que, desde el primer momento, los rebeldes habían atacado a los ciudadanos ricos y a sus propiedades. Esta fue, por tanto, también una guerra civil entre catalanes.

Desde entonces “Els Segadors” y su himno han sido utilizados como entonación de la tierra catalana, aunque realmente no lo es de la tierra catalana en contra de la española ni nada parecido, a pesar de que sí se utilice desde 1714 como un cántico contra los Borbones. En esa asociación de ideas enfermizas independentistas, todo el que tenga sentimiento español en Catalunya es un borbónico o un “Botifler”, como dicen ellos en tono despectivo e insultante. El término “Botifler” viene de la expresión francesa beauté fleur (“la bella flor”), en referencia a la flor de lis dorada sobre fondo azul que compone el escudo de armas del linaje borbónico.

De modo que en el himno se canta a los catalanes a estar alerta y con las armas afiladas para, cuando venga el enemigo (los borbónicos, los españoles), repetir la matanza de los segadores. De eso habla el himno, por eso no lo cantaron. Ahora, como siempre ocurre, habrá quién diga que esa interpretación es partidista, que la letra no va contra nadie. Pero lo cierto es que a todos los no independentistas se les llama “botiflers” y que se convirtió en viral una foto en la que se ve a Inés Arrimadas no cantando el himno y se lee una parte del himno que dice “aquesta gent tan ufana i tan superba” (esta gente tan arrogante y soberbia) dejando claro lo que significa el himno y hacia quién va.

De todos modos, para mí lo más triste de todo es que no se utilizó una foto de todo el grupo de Ciudadanos, sino que se centraran en Inés Arrimadas. Sé como piensa esta gente e intuyo que no pusieron su foto por ser la número uno de Ciudadanos ya que, como digo, hubo al menos 40 personas que no lo cantaron. Lo hicieron porque Inés Arrimadas no nació en Catalunya, única y exclusivamente por eso. Y no hay motivo, ni necesita Arrimadas mi ayuda, pero desde aquí, ya les digo que yo, que sí nací en Catalunya, sentí un gran orgullo de ver que los que me representan en el Parlament de Catalunya no entonaron ese himno beligerante y tétrico que llama a afilar las armas contra los que no piensan como ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s