Los tiempos están cambiando

En 1963 Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan, sacaba a la luz el tema “The Times They Are A-Changin'” (Los tiempos están cambiando). Dylan, que contaba solamente 22 años, trataba de describir los cambios que se estaban dando en la sociedad norteamericana.

Reuníos a mi alrededor, gente, por donde quiera que vaguéis, y admitid que las aguas de vuestro alrededor han crecido,
y aceptad que pronto estaréis calados hasta los huesos. Si el tiempo es para vosotros algo que merece la pena conservar, entonces mejor que empecéis a nadar u os hundiréis como una piedra, porque los tiempos están cambiando.

Vamos, escritores y críticos, que profetizáis con vuestras plumas, mantened los ojos abiertos, la oportunidad no se repetirá. Y no habléis demasiado pronto, porque la ruleta todavía está girando. Y nadie puede puede decír quien es el designado. Porque el ahora perdedor, será el que gane después. Porque los tiempos están cambiando.

Pues bien, en España los tiempos también están cambiando. Que un 25% de los televidentes vieran el debate entre Pablo Iglesias y Albert Rivera es significativo y que el minuto de oro superara los 9 millones de personas llama la atención. Probablemente, hace unos años trataríamos de imposible que un debate entre dos políticos que representan a dos partidos que ni siquiera están en el Congreso de los Diputados superase, en el cuerpo a cuerpo, a Gran Hermano.

Esto debe hacer reflexionar a los partidos hasta ahora mayoritarios. Mariano Rajoy y el PP deben salir de las declaraciones tras el plasma y saltar a la arena. Hay muchas forma de debatir entre dos, entre cuatro, entre seis. Lo que está claro es que los españoles, en un momento tan importante como éste, exigen que los políticos den la cara y nos muestren sus propuestas si las tienen.

En principio, Pedro Sánchez, el líder del PSOE, ha dicho que acepta el reto lo cual, tratando de verlo desde el modo más neutral posible, creo que es una decisión muy valiente porque, a mi parecer, los debates a cuatro o a seis a quien menos benefician es a su partido.

En un debate entre Sánchez y Rajoy, el socialista podría tratar de demostrar que es la alternativa, sin embargo, en un debate a seis lo tendría muy difícil ya que, al fin y al cabo, el PSOE es el partido que más tiempo ha gobernado en España y difícilmente podrá mostrarse como el cambio sentado alrededor de una misma mesa donde estén Albert Rivera, Pablo Iglesias, Alberto Garzón y Andrés Herzog. Más cuando el PSOE hace cosas tan difíciles de entender como fichar a Irene Lozano de UPyD quien hace poco tiempo manifestó cosas como que ahora su partido es mafioso y corrupto.

Creamos cada uno en lo que creamos, tengamos la ideología que tengamos, lo positivo es que en las próximas elecciones habrá un partido cercano a nosotros. De tres partidos, se ha pasado a 7, donde incluyo a VOX, a más a más de los partidos nacionalistas y regionalistas. Ahora nos falta saber cerca de cuál estamos los españoles y para eso hacen falta dos cosas. Una, que los políticos debatan y muestren sus propuestas y, dos, que los españoles, tal y como estamos haciendo, nos interesemos por la política y tratemos de votar concienciados de lo que hacemos pues, como dice el sabio refranero popular español, “Más vale prevenir que lamentar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s