Un paso atrás

Parece que Artur Mas comienza a dar pasitos atrás. Sí, cierto es que no son excesivamente llamativos, pero ha venido a decir que esperará al resultado de las elecciones generales para negociar con el gobierno que salga, lo que da a entender que no hará esos actos de desobediencia que la CUP le pedía o quizá que comienza a tomar consciencia de que el partido de Baños no le hará presidente haga lo que haga.

También es un pequeño pasito que, por primera vez desde hace mucho tiempo, separe lo que es el actual gobierno del PP de España en sí. Dijo también que: “deseo que salga un Gobierno lo más plural posible” y que para él “el referéndum ya está hecho”.

Sí es cierto que recalcó que estaba dispuesto a hablar, aunque siempre buscando un referéndum definitivo, algo que difícilmente podrá darse ya que la única de las cuatro fuerzas que parece abierta a un referéndum es Podemos y, a día de hoy, se ve improbable que pueda ganar el 20 de diciembre. Sea como fuere, para que haya ese referéndum debe haber un cambio en la Constitución o una nueva Ley.

Lo que sí podría interpretarse como una declaración de intenciones sería saber si Junts pel Sí o bien Convergència y Esquerra se presentarán a las elecciones generales. La CUP ya ha dicho que no tiene intención de presentarse ya que no creen que deban estar en Madrid cuando su anhelo es la independencia. En raíz a eso, tampoco deberían presentarse Convergència ni ERC, aunque sí entendería que lo hiciese Junts pel Sí ya que, sin estar en las Cortes, no podrían cambiar la Constitución y, sin cambiar la Constitución, no habrá referéndum nunca.

Da la sensación que, al menos a corto plazo, Artur Mas descarta la Declaración Unilateral de Independencia y en el momento que estamos creo que eso no es poco y, como digo y repito siempre, no por que crea que la independencia pueda llegar, sino por miedo a lo que el enfrentamiento pueda traer en las calles.

En Catalunya estos días se sigue hablando del monotema y ha llegado el momento en el que en esta tierra el juego de moda es tratar de adivinar qué es lo siguiente que va a pasar. Curiosamente, la investidura del próximo President ha pasado a un segundo plano, parece algo lejano, como si todos diésemos por hecho que en la primera votación no habrá acuerdo y que las negociaciones se acelerarán cuando pase ese día.

Mientras, el Partido Popular y el PSOE hablan ya de buscar soluciones. El PP de Albiol quiere hablar con la parte de Junts pel Sí que pertenece a Convergència, siempre y cuando abandone el soberanismo, y el PSC con la parte de Esquerra de la coalición, con la idea de sumar a Catalunya Sí que es Pot y hasta a la CUP, si bien es cierto que en mayoría parlamentaria estos pactos no tendrían sentido ya que no llegarían a los 68 diputados en ningún caso.

Puede que todo esto sólo sean fuegos de artificio, que solamente se busque observar cómo reaccionan los demás. Los pactos parece que están lejos a día de hoy y que Mas quiera esperar al 20 de diciembre puede darnos un respiro en esta vorágine de actualidad política en la que llevamos unos meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s