Pesadilla antes de navidad (las elecciones del 20 de diciembre)

Rajoy confirmó que las elecciones generales serían el 20 de diciembre. No sabemos si Mariano Rajoy busca un milagro navideño para mantenerse en el Gobierno pero lo cierto es que, según las encuestas, parece difícil, casi imposible, que nadie obtenga mayoría absoluta. De hecho, parece improbable que, incluso con un pacto entre dos, fuese posible tener los 176 diputados necesarios para la mayoría, a no ser (y no lo descartemos del todo) que hubiera un pacto PP-PSOE, por más que Pedro Sanchez diga que eso no es posible.

Falta muchísimo para las elecciones y ya hemos visto en las autonómicas catalanas que los últimos días son decisivos. Pero sí que parece que el bipartidismo quedará herido, aunque no se vaya a acabar tan fácilmente con ellos, quizá por aquello de que mala hierba nunca muere. 296 diputados tienen hasta ahora entre los dos y alrededor de 216 les dan ahora. Es un bajón histórico, pero el gobierno nacional seguiría en las manos de PP y PSOE.

Hace un año, Podemos de Pablo Iglesias parecía ser una alternativa de gobierno. A día de hoy, sin embargo, prácticamente nadie cree ya en ello. Lejos quedan ya los tiempos en los que Pablo Iglesias se autoproclamó líder de la oposición. Las encuestas les dan como cuarta fuerza ya y bajando. En Catalunya fracasó estrepitosamente, siendo la cuarta fuerza (hubiera sido quinta si CDC y ERC hubieran ido por separado).

Ciudadanos está en alza, pero muy lejos aún de PP y PSOE. A día de hoy, aún parece que el partido de Albert Rivera está lejos de luchar por ganar las elecciones, pero tiene dos cosas a favor: una, ser el líder mejor valorado y, dos, que PP y PSOE  tengan que tener cuidado con sus criticas a C’s porque ambos verían con buenos ojos pactar un futuro gobierno con Ciudadanos, al que prefieren a Podemos. De todas formas, para esos posibles pactos hay varios inconvenientes que habría que resolver: uno, que Ciudadanos ya haya advertido que no va a entrar en gobiernos sino gana las elecciones y, además, ponga una serie de condiciones; otra dificultad es que, en ese hipotético voto a favor de Ciudadanos a PP o PSOE, seguramente deba entrar un tercer socio y difícil va a ser que ese tercero en cuestión pudiera no ser nacionalista, cosa por la cual C´s no pasaría. Las municipales y las autonómicas han dejado claro que el partido naranja no va de farol. En las autonómicas andaluzas del 22M, consiguieron restarle a Juan Manuel Moreno Bonilla parte de su electorado y a Susana Díaz la obligaron a pactar un catálogo de iniciativas a cambio de abrirle las puertas del Palacio de San Telmo para sentarse en la Presidencia de la Junta. Pasados dos meses, el voto de Ciudadanos se hacía indispensable. Sus concejales y diputados regionales han sido imprescindibles a la hora de formar gobiernos en Madrid, La Rioja o Castilla y León.

Pero esos son los planes de Rajoy y Sánchez, no de Rivera. En Ciudadanos tienen otro plan, dar un susto al bipartidismo y que las elecciones sean para PP y PSOE una pesadilla antes de navidad. La forma de alcanzar llegar a competir ha de ser como se ha hecho hasta ahora, pasito a pasito, trabajando y no lanzando las campanas al vuelo. Pero, siendo optimistas. Rivera ha calado entre votantes populares y socialistas y, lo más importante, en los sectores más jóvenes (25-45) años, además de despertar el voto dormido de los abstencionistas. Faltan dos meses aún, pero ya comienza la lucha por la Moncloa. ¿Habrá pesadilla antes de Navidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s