El sueño se ha acabado

John Lennon, tras acabar su carrera con los Beatles, se fue a vivir a New York. Allí podía vivir con más tranquilidad que en Londres o Liverpool. Daba largos paseos por Central Park, la gente se le acercaba, aunque según él siempre con respeto, y la mayoría de las veces le preguntaban cuándo iban a volver los Beatles, a lo que él solía responder “Mañana”. Finalmente, escribió una canción que tituló “God” en la que decía que ya no creía en nada, ni siquiera en los Beatles, de modo que la banda no volvería a juntarse. “El sueño ha terminado” finalizaba John.

Eso es lo que ha pasado con el comunismo en España. El sueño ha terminado. Todo indica que, finalmente, habrá un “Frente Popular” en el que los miembros de Izquierda Unida y Podemos irán unidos.

No voy a entrar a valorar electoralmente lo que puede significar si para los miembros de Izquierda Unida, que se iban a quedar sin trabajo, les da una esperanza o qué pensarán los que iban a votar a Podemos de que su partido se junte con uno de la “casta”.

Izquierda Unida como tal ya fue en parte el fin del sueño del partido comunista. Éste, que fue uno de los más activos durante el franquismo, fue perdiendo fuerzas durante la transición y, en las primeras elecciones democráticas, el partido de Carrillo solamente sacó algo más del 9% de los sufragios.

Por el motivo que sea, en este país nunca se ha acabado de creer en esta ideología. Siempre se ha visto el comunismo como algo utópico e irrealizable. Yo opino que en lo social, si se pudiera cumplir, todo el mundo querría un mundo tal y como el comunismo lo pinta, pero cierto es que en un mundo real, donde cada uno tiene sus ambiciones y sus pensamientos, el comunismo corta la libertad individual de lo que uno es, quiere ser y quiere conseguir.

Más allá de mi forma de ver la ideología, el Partido Comunista en la España democrática no ha acabado de tener líderes carismáticos, salvo la excepción de Julio Anguita, aunque con él tampoco pasaron nunca del 10% de los votos. A la cabeza del partido, siempre ha habido personas muy mayores que, al no hablar de otra cosa que de la guerra, parecían más viejos aún.

Con Garzón, parecía que algo podía cambiar. A pesar de que habla y se comporta como un joven viejo, sí es cierto que daba un toque diferente al partido. El problema es que, por entonces, Podemos les había adelantado por la Izquierda.

Garzón trató de tender una mano a Pablo Iglesias, pero éste se burló de él, le llamó “pitufo gruñón” y se supo que toda esa disputa venía del hecho de que en su momento Izquierda Unida no aceptase a Pablo Iglesias en su partido.

Desde ese desaire, las encuestas han bajado mucho para Podemos. A principios de años era la primera fuerza, ahora en algunas encuestas ya es la cuarta y por eso se unen, no hay más. Podemos necesita los minutos electorales en radio y tv, los espacios de diario que la Ley le otorga a Izquierda Unida y estos necesitan el NO-DO en color, también llamado la Sexta.

Habrá que ver si la unión hace la fuerza, porque en política dos más dos no son siempre cuatro. Según la última encuesta, la suma de ambos sería del 21,9%, mientras que PP sumaría 29,9%, PSOE 21,4% y Ciudadanos 17,1. Es decir, todo seguiría en el aire. Pero para el 20 de diciembre aún quedan muchos días y todo puedo cambiar. Obviamente, las mayorías absolutas han acabado pero, ¿hará este programa de España un país ingobernable?

Desde luego lo que sí está claro es que el sueño de aquellas personas que creían en el comunismo clásico ha acabado. Izquierda Unida se pone en manos de un telepredicador, veremos cómo acaba esta unión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s