“Mad Mas”

“No hacemos todo esto porque se nos haya ido la olla” dijo Artur Mas. Pero lo cierto es que cada día cuesta más creerle pues a veces sí que parece que se haya vuelto loco, convertido en “Mad Mas” y que piense pelear contra el mundo. Ahora, el anticatalanismo ya no está solamente en el PP o en “Madrit”; ahora, el anticatalanismo ha traspasado fronteras y ha llegado a Cameron y Angela Merkel. Sí, ellos también odian a Catalunya.

Según Mas, “la mayoría de voces” contrarias al proceso secesionista catalán “vienen de Estados que se protegen entre ellos”, por lo que ha defendido que la independencia es “buena para Catalunya, para el conjunto del Estado y para la Unión Europea”.  Mas hacía alusión así a las palabras de este viernes del primer ministro británico, David Cameron, y a las de la canciller alemana, Angela Merkel, del martes, en las que se aludió al proceso independentista catalán y donde se aseguró que una Catalunya independiente se tendría que poner a la cola para entrar en la Unión Europea.
Mas ha avisado que “habrá un momento en el que se producirá la desconexión legal” de España, aunque ha matizado que dicha desconexión será meramente legal, por lo que, según el presidente catalán, esto no se refiere “al comercio o a los sentimientos”. “Actuaremos de acuerdo con la legalidad”, ha concluido Mas, quien ha añadido que dicha legalidad “puede ser europea, española o catalana”.

¿Qué quiere decir eso? ¿Que Artur Mas cree que el presidente del Reino Unido y la presidenta de Alemania temen que, si Catalunya estuviese fuera de la Unión, Europa se tambalearía? ¿Hasta tal punto es importante Catalunya? ¿O es que verdaderamente el pueblo catalán es el elegido del que tanto hablan las sagradas escrituras? Así es el nacionalismo. Un nacionalista no es más que aquel que cree que desciende de un mono superior al que descienden los de su alrededor. Y Mad Mas parece que verdaderamente lo cree, que opina que los catalanes vienen del mono más inteligente que hubo, siendo éste ya no más inteligente que el mono español, sino también que el mono alemán o inglés.

Estas cosas no preocupan a Mas. Él dice que hay naciones que, estando fuera de la Unión Europea, “No les va mal” y, sí, hay países que no les va mal, pero obviamente ellos nunca habían estado dentro y, con lo cual, no tienen deuda con Europa, además de que sus exportaciones serían bien distintas.

Repasemos por un momento otras roturas de naciones para poder intuir qué pasaría con la Catalunya de Mas. Han habido dos distintos modos de independencias, las que han sido por las malas y las que tuvieron lugar por las buenas. En casos de por las malas, como en Yugoslavia, las exportaciones bajaron en un 90% entre los países bálticos y, entre las Repúblicas Checa y Eslovaca, que se separaron de buenas, bajó al 70%.

También olvida “Mad Mas” que esas naciones ya tenían infraestructura propia y ejército propios, seguridad social… por no olvidar que Catalunya tendría que reformar todo el sistema agrícola, ya que no tendría las ayudas de la Unión Europea.

Según varios economistas, entre ellos Roberto Centeno, Catalunya recaudaría 11.000 millones de euros y gastaría 16.000 millones. Y todo eso sin contar las empresas y los ciudadanos de a pie que podrían marchar de Catalunya o, al menos, mandar fuera el dinero. No hace falta recordar que La Caixa y Caixa de Sabadell ya cambiaron sus estatutos para estar inevitablemente ligadas a España.

Catalunya, fuera de España y de la Unión Europea, sería un caso parecido al de la Grecia de los rescates, sólo que fuera de Europa no habría quién la rescatase. Pero no pensemos en lo que ocurría en Catalunya, pensemos en lo que les pasaría a sus ciudadanos pues, con Catalunya fuera del Euro y con su propia moneda, difícilmente podrá explicarnos “Mad Mas” cómo piensa que los catalanes, por ejemplo, vayamos a pagar nuestras hipotecas en Euros con una moneda más débil.

Realmente, pensar en la Catalunya independiente es una pérdida de tiempo, porque no va a ser y, si en algún momento fuese “de palabra”, todo duraría más o menos 24 horas en restablecerse, no más. De modo que, como siempre digo e insisto, hay que sacar a Mas del poder, pero no por la independencia, que no la habrá, sino para que empecemos a invertir en trabajo, sanidad y educación y dejar de gastar el dinero de todos en beneficio de unos pocos, en embajadas, reuniones y manifestaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s