Abrazando la corrupción

En la CUP presumen de que sus miembros no pueden estar más de una legislatura en el cargo, con lo que tratan de dar la imagen de no estar en política para lucrarse sino por un servicio al ciudadano. Un servicio corto en el tiempo en todo caso. Yo aplaudo esa decisión, no por humilde, sino por inteligente ya que quizá una legislatura es el tiempo máximo  para sostener una mentira.

Aún es David Fernández el portavoz de la CUP en el Parlament de Catalunya y aún deja perlas interesantes. Fernández, que asegura ser independentista pero no nacionalista, ya que siendo emigrante no puede serlo (nació en Barcelona, no conocemos qué tipo de complejo debe de tener) defendió a Artur Mas y a Convergència por el caso de corrupción que ha llevado estos días a los registros de sedes y ayuntamientos de Convergència por parte de la Guardia Civil, afirmando este viernes que hay “guerra sucia” del Estado español en referencia a la operación judicial contra la Fundación Catdem. “Que el Estado español haga guerra sucia es una cosa que nosotros ya sabemos”, añadiendo que “la corrupción no tendría que tapar la guerra sucia y la guerra sucia del Estado no tendría que tapar la corrupción”. (…) “La corrupción ha existido, existe y se tiene que combatir y otra cosa es el uso electoralista y partidista de los aparatos del Estado a un mes de las elecciones más importantes de Catalunya y que esto se produzca así es obvio que nace de un impulso político del centro del Estado y de este señor que se llama Fernández Díaz”, (…) “hay cosas que son reales y ciertas y otras falsas como se ha demostrado con el caso de Xavier Trias”. (…) “Tenemos dos problemas de naturaleza antidemocrática, la corrupción y la guerra sucia. Que unos no utilicen una para tapar la otra y los otros para hacerlo a la inversa”.

Fernández saltó a la fama a nivel nacional tras amenazar a Rato, zapatilla en mano, en el Parlament. Aquello, más allá de lo pintoresco, fue aplaudido ya que la indignación con la corrupción es tal que hay que combatirla. Lo inexplicable es que después esta misma persona se abrazara a Mas o retirara la silla a Jordi Pujol para ayudarle a sentarse en un comité de investigación en el Parlament idéntico al de Rato. Después de aquel episodio de Rato, se volvió a hablar de él por sus juergas con el miembro de ETA, Juan Ramón Rodríguez. Aquella polémica tuvo revuelo, pero imagino que por desconocimiento ya que Fernández, los méritos que tiene para ocupar el puesto que ocupa son esos, su extrecha relación con los Abertzales al ser enlace de Herri Batasuna en Catalunya, llegando a llamarle el periodista catalanista Salvador Sostres “El chofer de ETA”.

Que la CUP defienda a Mas, deja a las claras (por si había dudas) que el proceso soberanista, no es más que una distracción para tapar la corrupción que ha habido en Catalunya y que al parecer puede salpicar no sólo a Mas y a Convergència, sino probablemente a más personas, políticos y como no entidades cercanas al independentismo. Con el tiempo se investigará probablemente las donaciones a medios de comunicación, a asociaciones como Omnium y ANC.

Se acerca el día para saber verdaderamente quien nos roba a los catalanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s