Una nueva Catalunya para todos

Antes de empezar las elecciones, Ciudadanos ya ha tenido un gran triunfo en Catalunya. Su espectacular subida en las encuestas, en las cuales se situaba a sólo tres puntos de Convergència, ha obligado (por miedo a perder) a que Artur Mas se invente esa unión entre la derecha y la izquierda independentista que se llama Junts pel Sí.

Esta nueva coalición llevó a que Unió dejara de lado su socio de treinta años y decidiera volar en solitario. La decisión de Unió es digna de admirar pues, en un momento en que la actividad política lleva a pactos de partidos que buscan el poder por encima de la ideología (como también hace Catalunya Sí que es pot), que Unió haya puesto por encima su creencia, ideología y forma de ver la actualidad a los resultados es de destacar.

Mas lo tiene fácil para convencer a los suyos, que voten a Junts pel Sí, al fin y al cabo es la nueva lista del President. Pero ERC lo tiene más complicado. Por eso, por encima de que vayan a ayudar a seguir gobernando a los burgueses, hablan de pureza de sangre, de ADN distinto y de que Franco mandó trenes llenos de españoles para diluir la sangre catalana.

Como ya he dicho en otros posts, estoy completamente seguro de que Junts pel Sí va a sacar menos parlamentarios que los que sacaron CiU y ERC en 2012, pero también que en votos van a ganar las elecciones, lo cual es normal, dado que los golpistas van juntos (salvo la CUP) y los constitucionalistas, los que defendemos la Ley y el Estado de Bienestar vamos separados.

Hay personas que opinan que los constitucionalistas deberían ir juntos también pero, obviamente, eso no puede ser ya que los que queremos seguir siendo catalanes, españoles y europeos no podemos aceptar más que las del 27 de septiembre no son más que unas elecciones autonómicas más.

Otra cosa es que, si Junts pel Sí trata estas elecciones como si fuera un plebiscito, de no lograr mayoría (que no lo va a lograr), ninguna otra formación debería votar a favor de la investidura (ni abstenerse) de Mas.

Yo opino que el resto de partidos deberían negociar y ponerse de acuerdo de hacer un gobierno que apoyase a la que resulte segunda fuerza más votada porque, a pesar de que Ciudadanos, Catalunya Sí que es pot, PSC, PP y Unió tengan diferencias claras, siempre será mejor un gobierno que piense en el paro, en la corrupción, en las listas de espera de los hospitales y en los niños que no pueden comer, que otro que el dinero lo gaste en independencia, en abrir embajadas, en subvencionar a la prensa amiga o a financiar equipos de fútbol para que ganen títulos para llevar el buen nombre de Catalunya por el mundo.

Ojalá hubiese una lista única a la hora de votar, ojalá cada persona fuese un voto y los de todos valieran lo mismo pero, tristemente, no es así y va a ser muy eso que llamamos el voto útil. Yo soy de Ciudadanos, de modo que tengo que pedir el voto para mi partido pero, sinceramente, aunque no lo fuese lo pediría también. Las encuestas dejan claro que segunda y tercera fuerza serán Ciudadanos y Catalunya Sí que es pot (Podemos, Iniciativa, EUIA y Equo) y de estos últimos cuesta fiarse en el tema soberanista, más cuando su candidato, Lluis Franco Rabell, votó Sí, Sí en el butifarréndum del 9 de noviembre.

Si Ciudadanos tuviera 30 parlamentarios, tendría más fuerza a la hora de formar un gobierno alternativo que de sacar 20, aunque eso no quita que necesitase de la aprobación de todo el elenco de partidos respetuosos con las leyes y la Constitución.

Las encuestas dan malísimos resultados a PSC y PP. Aún y así, hay muchas personas que les han votado siempre y lo harán, hagan lo que hagan o digan lo que digan. Pero esto no son generales, son autonómicas catalanas y en Catalunya ya hemos visto cómo PSC ha pactado con ERC y PP con CiU.

Inés Arrimadas y Albert Rivera ya han iniciado la precampaña. Recorrerán toda Catalunya tratando de que esa gran mayoría de catalanes que ya son de Ciudadanos, aunque algunos aún no lo saben, voten en naranja. Porque queremos una Catalunya nueva, española, europea que crea más en los sueños del futuro que en las leyendas del pasado y para todos, para los ciudadanos de Catalunya, como dijo en su día el President Tarradellas, el cual criticó el independentismo y llamó a los catalanes a luchar por ser la locomotora de España.

“Trabajar por Catalunya, para hacerla próspera y que sea un ejemplo para todos los pueblos de España”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s