A la independencia de penalti

Cuando en el pasado mundial de fútbol, se le preguntó al Presidente de Uruguay por el mordisco de su compatriota Luis Suárez al italiano Chiellini y si eso podía dañar la imagen del país, José Mugica contestó que a Suárez lo habían elegido para futbolista y no para filósofo. Precisamente, filósofo era cómo llamaba el delantero sueco Ibrahimovic a Guardiola, si bien es cierto que en tono jocoso y tratando de ser despectivo. Imagino que por filósofo precisamente y no por futbolista o entrenador es por lo que el bueno de Pep va en la lista de Junts pel sí, en las autonómicas.

Veo genial que las personas se metan en política, que los deportistas también lo hagan y que muestren sus ideales, como, por ejemplo, el entonces jugador del Barça Oleguer Presas que se negó a jugar con España por sus ideales. Lo que no entiendo es que Oleguer no esté en la lista, porque el defensa del Barça se portó como un patriota catalán, mientras que el mercenario de Guardiola se vendía a España por dinero.

Pep ha participado en manifestaciones del 11 de septiembre, vino a Catalunya a votar el 9 de noviembre desde Munich y es socio de ANC y Omnium Cultural. No es dudoso, pero siempre estarán ahí sus 47 partidos como internacional español y su medalla de oro en los juegos de Barcelona, defendiendo los colores de España.

Él ya se ha defendido de sus participaciones con la selección nacional; ha dicho que, como profesional, miraba lo mejor para su carrera y que jugaba por España porque no le dejaban jugar con Catalunya, lo cual no es verdad porque sí que jugó, aunque no siempre, porque a menudo ponía sus vacaciones navideñas por delante de defender a su amada Catalunya.

Incluir en la lista electoral al gran jugador y entrenador de Santpedor es una más de las excentricidades de Mas y Junqueras. Sinceramente, no creo que nadie lo pueda ver como otra cosa que parte del circo. Si yo fuese independentista, preferiría que en la lista estuvieran los dueños de Freixenet, de Banco de Sabadell, de la Caixa, de Planeta, etc. o personas de la cultura, como por ejemplo Ruíz Zafón o Joan Manuel Serrat y que ellos respaldaran la independencia estando en la lista.

El fichaje de Guardiola no lo acabo de entender, no creo que Mas vea todo tan igualado que crea que se puede resolver en los penaltis. Lo que sí creo es que quita seriedad a lo poco serio que es de por sí el proceso soberanista. Creo que Mas subestima la inteligencia de los catalanes pero, en fin, ya queda poco para llegar al final de este callejón sin salida en el que se ha metido.

Para la historia quedará este  paripé que se llama Junts pel sí, que no es más que la forma que tiene Convergència de tapar su marca para tratar de esconder la corrupción, a Pujol, y los recortes en sanidad y educación. A lo que hay que sumar ERC, que busca ganar por fin unas elecciones. Más un comunista que no cree que la soberanía está en los ciudadanos, sino en los territorios (Romeva), dos ultras xenófobas (Forcadell y Casals), un charnego agradecido (Reyes) y un mercenario (Guardiola)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s