¿Podemos poner al zorro a cuidar de las gallinas?

Cada vez que escribo sobre Bildu, o lo que es lo mismo, sobre ETA, acabo haciendo la misma reflexión, ¿cómo nos hemos olvidado tan pronto? La banda terrorista ha sido una lacra para nuestro país, la mayor y más mortífera de las pestes y ahí están ahora Podemos e Izquierda unida ayudándoles a gobernar.

Que conste que, cuando hablo de los olvidados, me refiero a los votantes de estos partidos, a los que al parecer no le dan una importancia excesiva que los mismos a los que ellos depositan su confianza se sientan al lado de Bildu. Separo los votantes de los dirigentes porque, por más que tituben con el tema, no vamos a negar a estas alturas la cierta simpatía que tienen ciertos líderes de la extrema izquierda por los Abertzales.

Tenemos que volver a hablar de Navarra y de los gobiernos patrocinados por Podemos e Izquierda Unida. Si no hubiéramos tenido suficiente con la vergüenza de la alcaldía de Pamplona, ahora los cuatro partidos que llevarán el próximo lunes a Uxue Barkos (Geroa Bai) a la presidencia del Gobierno de Navarra han acordado la composición del nuevo Gobierno. El nuevo gabinete quedará compuesto por seis personas propuestas por Geroa Bai, uno por Izquierda Ezkerra (IE) y dos por EH Bildu que serán los que dirijan el departamento de Presidencia, Justicia e Interior y el de Desarrollo Rural y Administración Local.

Es decir, se pondrá el zorro a cuidar de las gallinas. María José Beaumont Aristu de Bildu será la encargada de controlar la policía, de modo que habrá agentes que tengan como “jefes” a los que apoyaron en el pasado las ejecuciones de compañeros. Hasta ahora, la Policía Foral de Navarra tenía excelentes relaciones con los cuerpos de la Policía Nacional y la Guardia civil. Pero ya comienzan a oírse las voces que dicen que blindarán la información.

Este despropósito llega a Navarra, después de un pacto que ha conseguido que la lista más votada (Unión del Pueblo Navarro) no gobierne y lo haga una unión de partidos de extrema izquierda, unidos a los radicales pro vascos y a los pro etarras. Geroa Bai (PNV navarro) con 9 concejales se unió a EH Bildu (8), Podemos(7) y a Inquierda Ezkerra (2), para obtener la mayoría con 26 de los 50 diputados.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han criticado duramente esta designación, pero lo cierto es que ni PP ni los socialistas han tratado de unir esfuerzos en el País Vasco y Navarra para luchar contra la izquierda radical. Y ahora nos encontramos con este pacto que pone a las órdenes de la policía a los del tiro en la nuca. Del apoyo de Izquierda Unida y Podemos, mejor ni opinar. Dios los cría y ellos se juntan. Sólo hay que pedirles a esos partidos que, cuando vayan a Salamanca, Sevilla o Murcia a pedir votos, expliquen por qué ayudan a gobernar a los que antes eran ETA en Navarra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s