Pataleo independentista en Lleida

En las municipales de Lleida del día 24 de mayo, el pueblo dictó sentencia. Las listas independentistas instaron al pueblo a votar en clave soberanista y, como pasó prácticamente en toda Catalunya, el plan les salió mal. Conste que yo no veo mal que buscaran una votación en ese sentido. Cuando Mas quiere que en septiembre se vote en clave sobaranista, deben saber que apoyo tienen. El problema es que no aceptan los resultados y eso no es de demócratas.

Los independentistas consiguieron 11 de los 27 concejales, entre Convergència, ERC y la CUP tuvieron el 37,9% de los votos, con lo cual y como es lógico, se realizó un gobierno no independentista, un pacto entre eso que los independentistas mal llaman unionistas, pero que su verdadero nombre es constitucionalistas.

El Partido Socialista, partido que fue la fuerza más votada, ha llegado a acuerdos con la tercera fuerza, Ciudadanos.  Entre esos dos partidos, han obtenido prácticamente el mismo porcentaje que entre todos los partidos separatistas (36,6%).

Ese pacto puede no gustar a los independentistas pero, al fin y al cabo, ellos no han conseguido realizar gobierno y la fuerza más votada ha sido la que lo ha formado. Todo muy normal, todo muy democrático. Sin embargo, centenares de independentistas rodearon la Paeria o ayuntamiento para protestar por uno de los puntos del acuerdo PSC-C’s. Ese punto es que la lengua castellana se equipare a la catalana en el ayuntamiento, es decir, que tal y como marca la Constitución y la Ley, castellano y catalán sean tratados por igual.

Esto ha llevado a la indignación y a la protesta de quienes no aceptan los resultados y la democracia. Personas que creen que los castellano parlantes deben ser ciudadanos de segunda en su propia tierra. En la ciudad de Lleida, se está viviendo estos días una representación a pequeña escala, de lo que el día 28, un día después de las Autonómicas, puede suceder en toda Catalunya. Los independentistas de esa ciudad están demostrando que no quieren la Independencia porque la mayoría la quiere, que la quiere porque sí y que, para ellos, quien no la quiere es un mal catalán (o mejor dicho, piensan que quien no quiere la Independencia no es catalán).

Los separatistas están demostrando que, no solamente es que estén en contra de la ley vigente, y de la Constitución que nos hizo iguales a todos, sino que también han demostrado que el proceso separatista es simplemente un acto xenófobo, en el que algunos catalanes se sienten racial e intelectualmente superiores a los españoles, a los que vinieron del resto de España o tengan sangre española.

Ellos niegan que todo esto sea un acto racista porque, si has nacido en España o tienes sangre española y renuncias a ella, te aceptan entre ellos. Es decir, algo similar a lo que ocurría con los conversos en la época de los Reyes Católicos.

Lo que desde luego nadie podrá negar es que en Lleida se ha demostrado que los independentistas de allí no respetan la democracia, no respetan los votos de sus ciudadanos y quieren que se haga lo que ellos dicen, lo quiera la mayoría o no. Todo ello deja el panorama del día 24 de septiembre, no en unas autonómicas, ni siquiera en unas plebiscitarias: lo que los dirigentes independentistas quieren para el día 24 es un golpe de estado y, si no lo consiguen, a patalear como ya se ensayó en Lleida.

Anuncios

One thought on “Pataleo independentista en Lleida”

  1. Que se fastidien.Ellos llevan años haciendo toda clase de chanchullos y componendas.Ya era hora de que se hiciera uno para respetar la pluralidad lingüística.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s