Político joven, ideas viejas

Con sólo 34 años, Pablo Casado es diputado nacional por la provincia de Ávila, portavoz de la Comisión mixta Congreso-Senado para la Unión Europea y vocal de las comisiones de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional en el Congreso de los Diputados de España.

Es miembro de esa quinta de nuevos políticos jóvenes, de excelente oratoria y gran preparación, junto a Pedro Sánchez, Alberto Garzón, Albert Rivera y Pablo Iglesias, que deberán encargarse de dirigir el futuro de nuestro país.

Habitual de las tertulias, da la sensación que cada día se parece más a Rivera. En los gestos, la ropa y la forma de hablar. No así en sus políticas ya que el Popular da la sensación de ser un político joven con ideas viejas.

Mariano Rajoy le nombró Vicesecretario de Comunicación hace algo menos de un mes y, desde entonces, se ha convertido (o lo han querido convertir) en la cara joven y amable del nuevo PP. Sin embargo, el otro día hablando del tema griego, estuvo bastante torpe. “Se ha desatado una ola de atracos y violencia inusitada” dijo. Resulta curioso que ni los enviados especiales de los medios más ligados a la derecha jamás hayan hablado en esos términos para describir la situación griega.

Mentir a los españoles es vieja política y, sí, puede que a Mariano Rajoy, en particular, y al PP, en general, les haya ido relativamente bien mintiendo, pero no es lo que se espera de los nuevos políticos.

Obviamente, yo no creo en ese cambio desde dentro que propone el PP. Primero, porque ellos no quieren cambiar, ya les está bien cómo están las cosas y, segundo, porque, al fin y al cabo, los cambios dentro del PP los pone Rajoy a dedo, con lo cual poco va a cambiar.

El PP tiene miedo por el ascenso de nuevas fuerzas políticas en las próximas elecciones generales de España, pero en lugar de ver la realidad y practicar medidas más justas y democracia interna, lo único que hace es tratar de proyectar ese miedo a los ciudadanos. Describir las calles de Grecia como lugar donde hay batallas campales y un cierto desgobierno es faltar a la verdad.

El ataque a Grecia es un ataque a Syriza y un ataque a Podemos quienes, a su vez, tratan de meter miedo a la gente con el PP. Tal para cual. En época de crisis, lo que la ciudadanía necesita es esperanza, esperanzas auténticas, sensatas y no enfrentamiento. ¿Cómo va España a ser un país que pueda afrontar grandes empresas, si hay una lucha interna eterna?

Verdaderamente, el PP debe renovarse y quizá Pablo Casado podría conseguir eso, pero mientras el dedo de Rajoy sea el que marque los destinos de los miembros del PP, difícil empresa es esa, porque nadie muerde la mano que le da de comer.

España necesita acuerdos, pactos de Estado, visión de país… Y eso no se hace negando las cosas buenas que ha hecho la izquierda, como tampoco la izquierda radical reconoce lo que ha hecho bien la derecha. Estamos ante la llegada de un tiempo nuevo y el que pierda este tren tendrá mucho que esperar, porque no se sabe cuándo pasará otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s