Cuando yo sea Presidenta

En su primera intervención como candidata de Ciudadanos a la Generalitat de Catalunya, pareció que se le escapó un “Cuando yo sea presidenta” que no pasó desapercibido a los asistentes, quienes rápidamente rompieron a aplaudir.

Inés Arrimadas sería la primera mujer presidenta de Catalunya, tal y como ha ocurrido en Barcelona, donde también Ada Colau se ha convertido en la primera alcaldesa de la ciudad condal.

Para que eso pase, harán falta dos cosas. Una, que Ciudadanos gane las elecciones del 27 S, lo cual es difícil pero, sinceramente, no es imposible. Estamos ante una oportunidad de oro y C’s saldrá a ganar ese partido. Y, dos, que algunos partidos se quiten sus complejos de encima y voten a favor de la investidura de una presidenta catalana y española, que respetará la Constitución y el Estatut de Catalunya.

Cuando hablo de complejos, me estoy refiriendo a PSC, ICV y Podemos. No los imagino votando a favor de Convergència, pero sí apoyando a Esquerra y gobernando con ellos, si es que salen las cuentas. No creo que debamos descartar un gobierno en Catalunya en el que intervengan la tercera, cuarta, quinta o sexta fuerzas más votadas, es decir, algo como: ERC+PODEMOS+ICV+CUP+PSC.

Éstas son las cuentas de la vieja. Es difícil hacer previsiones a más de dos meses vista pero, viendo las encuestas, me inquieta la posibilidad de que, como lleva ocurriendo ya demasiado tiempo en Catalunya, en el Parlament no se represente lo que ha votado la gente. Según las encuestas, más de un 50% de los catalanes votará pensando más en la ideología y sólo más de un 20%, pensando en clave soberanista.

Ese dato no es malo, es más, así debería ser ya que las elecciones son autonómicas y no un plebiscito. Pero ya sabemos cómo se las gastan en Catalunya, lo llevamos viviendo años y años. La mayoría de gente que vota PSC, ICV y Podemos no son independentistas pero, por más que ahora esos partidos digan no serlo, podrían pactar con ERC en eso que llaman “pactos de izquierda”. Sin embargo, con Esquerra a la cabeza sería seguir cuatro años más liados con el proceso.

Un proceso que nos está haciendo perder tiempo, dinero y oportunidades a los catalanes; un proceso que nos obliga a ponernos etiquetas, a estar a favor o en contra. En Catalunya, hemos estado olvidados por los viejos partidos: PP y PSOE han apoyado a los que quieren romper España, a los que quieren enfrentar a los catalanes y todo por no tener visión de Estado y solamente pensar en el poder.

Por otro lado, destacar que en Catalunya parece que haya muchas propuestas políticas, un gran abanico de partidos, pero, sin embargo, no es así. Existe la vieja política PP y PSC y su paripé catalán; están los independentistas; las fuerzas de izquierdas que van de españoles en unas regiones y pactan con Bildu y Esquerra en otras; y, después, está la opción de Ciudadanos que no se parece a ninguna otra, entre otras cosas porque es el único partido que tiene un mismo discurso para todas las autonomías.

Inés Arrimadas buscará lo mejor para Catalunya sin que eso tenga que perjudicar a otras comunidades. Las autonomías no se crearon para pelear entre ellas, sino para buscar el bien común. Catalunya no necesita aeropuertos vacíos, sino cosas como, por ejemplo, potenciar el Corredor del Mediterráneo.

Para que eso ocurra, C’s debe buscar ser la fuerza más votada. Nos guste o no, todo lo que no sea votar a Ciudadanos será favorecer a los independentistas. No hay una tercera opción. Por eso, todos los catalanes que quieran seguir siendo españoles y europeos deben tener claro que Inés Arrimadas es su candidata. Una andaluza de familia salmantina, que es catalana porque ella ha elegido serlo.

Es un buen momento para quitarnos tópicos y dejar los provincianismos para pensar en lo que nos une y no en lo que nos separa y qué mejor forma de hacerlo que votando a una andaluza para que sea presidenta de Catalunya y a un catalán para que sea presidente de España. Esa sería una gran noticia: dejar la muestra clara de que España es un país diverso pero unido. Sería un buen modo para que en nuestra nación reinara la concordia, fuésemos un país plural, libre y solidario y en el que los que pensasen lo contrario a nosotros no fuesen el enemigo sino nuestros complementarios.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cuando yo sea Presidenta”

  1. Cuando usted sea presidenta ¿va a reconocer a las víctimas que durante estos 35 años ha provocado el naZZZionalismo?. Le recuerdo que son miles de catalanes maestros, periodistas, empresarios, funcionarios… que se han vistos privados de poder ejercer su profesión o se han visto anclados sin poder ascender de cargo por ser fieles a la Constitución y no querer participar del adoctrinamiento del naZZZionalismo, siendo marginados por la Generalitat. La situación de algunas de estas víctimas es miserable a causa del abandono de todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s