PP catalán, ni está, ni se le espera | Ciudadano Adrián

PP catalán, ni está, ni se le espera

El Partido Popular obtuvo en 2011 el mayor éxito de su historia en unas elecciones municipales en Catalunya y en sólo cuatro años ha perdido prácticamente todo. Los populares lograron entonces siete alcaldías y ahora, sólo han conseguido retener la de Pontons un pueblecito donde solamente votan trescientas personas y únicamente se presentan PP y CiU.

Han perdido 130.000 votos en Catalunya, teniendo prácticamente los mismos votos que C’s y la CUP que se presentaban en prácticamente un 90% de ciudades menos.

Hay que señalar que fue la fuerza más votada en Badalona y Castelldefels, pero una coalición de varias fuerzas les arrebató la alcaldía.

Eso no quita la gran crisis de los Populares en nuestra comunidad, crisis que se agravará si no cambia de discurso. En un lugar donde el nacionalismo es una lacra, tratar de apagar el fuego con más fuego no puede ser la solución. Hablo del nacionalismo castellano del PP. Y su poco respeto al catalán y a los catalanes.

No hace tanto que el Delegado del Gobierno andaluz dijo, “no quiero que en Andalucía mande un partido que se llama Ciutadans y su presidente Albert”, en clara discriminación a los catalanes y a la lengua catalana.

Gestos como este no solamente hacen que en Catalunya se mire con recelo a los Populares, sino que avivan el independentismo y el antiespañolismo, si bien para mi esto ultimo es un error. Porque el PP no es nacionalismo español, sino castellano.

En mi opinión el nacionalismo español no existe, porque todo amante de España que se precie debe reconocer su pluralidad y su diversidad. Un patriota español, debería amar y respetar todas sus regiones, con todas sus culturas y todas su lengua. Eso significa amar y respetar todas las diferentes nacionalidades históricas que hay en nuestro país. De modo que siendo eso así, no se puede ser nacionalista español, porque la riqueza de España reside precisamente en las diferentes culturas e idiomas que forman la nación.

Que lo castellano no es lo español, es algo que se debería tener claro en Catalunya y en el resto de España. De hecho ese debería ser el punto de unión para acercar posturas. Los nacionalistas castellanos deberían darse cuenta que La Sardana y los calçots son tan españoles como las sevillanas y la paella. Y que una persona de Figueres es tan española como alguien que viva en el paseo de la Castellana de Madrid. Y los nacionalistas catalanes deberían ser más generosos a la hora de llevar sus costumbres por el resto de nuestro país y compartirlas con sus compatriotas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s