Ciudadanos ¡Como tú!

Ciudadanos (para no iniciados)

 

Conozco Ciudadanos desde su fundación en 2006. Tardé casi cuatro años en estar seguro de lo que eran antes de votarlos la primera vez. Tardé cuatro años más en estar seguro de afiliarme. Llamadme prudente. En este tiempo hicieron muchas cosas bien y alguna mal. Pero creo que todos esos años de prudencia son suficientes para estar bastante seguro. Mi afiliación vino algo antes de su definitiva expansión a todo el país. Con esa expansión han crecido los halagos y también las criticas.

Lo más apasionante y a la vez peligroso es haber entrado en la lucha con los que hasta ahora han mandado y las consecuencias que eso trae. Los medios tratan de etiquetar a un partido inetiquetable, porque no se parece a nada de lo que había antes, y precisamente por eso nació, porque una parte de la ciudadanía catalana no tenía partido político que le representase. Con la expansión la gente trata de situarlo. ¿Más cerca del PSOE?, ¿más cerca del PP? No señores no. Más cerca de los ciudadanos.

Meterse en política y recibir criticas o insultos es algo que hemos aceptado como normal. Al principio no lo entiendes porque tú solamente tratas de ayudar en lugar de quedarte sentado en un sofá, pero al final lo vas aceptando. Curiosamente acepto eso, pero hay algo que me cuesta más de aceptar, y es gente que te dice Ciudadanos es tal o cual, sobretodo gente de fuera de Catalunya, que obviamente no puede haber seguido al partido como lo he seguido yo. Tardé cuatro años en fiar mi voto y cuatro más en afiliarme, de modo que sé perfectamente lo que es C’s. Ciudadanos puede ser una incógnita para algunos, por eso inicio mi blog. Con esta introducción que podíamos denominar Ciudadanos para no iniciados.

20140323-173418

“La constitución y las lagunas de la España de las autonomías”.

Adolfo Suárez tuvo que realizar malabarismo para que el país pasara de un régimen totalitario y centralista a uno democrático y autonómico. La labor del que fue primer presidente de la democracia fue encomiable. El camino utilizado fue la elaboración de la Ley para la Reforma Política que fue aprobada por las Cortes franquistas y sometida a referéndum el día 15 de diciembre de 1976. Como consecuencia de su aprobación por el pueblo español, esta ley se promulgó el 4 de enero de 1977. Esta norma contenía la derogación tácita del sistema político franquista en sólo cinco artículos y una convocatoria de elecciones democráticas. Se celebraron finalmente el día 15 de junio de 1977.

Eran las primeras desde la Guerra Civil. La coalición Unión de Centro Democrático (UCD) liderada por Adolfo Suárez resultó la candidatura más votada aunque no alcanzó la mayoría absoluta y fue la encargada de formar gobierno. A partir de ese momento comenzó el proceso de construcción de la democracia en España y de la redacción de una nueva constitución. Entre las elecciones y la constitución ocurrió un hecho que a veces no se le da la importancia histórica que tiene. La llegada del President de la Generalitat de Catalunya en el exilio, el señor Josep Tarradellas. Recalcó la importancia de este acontecimiento porque de igual modo que todos los entendidos dan por hecho que sin la participación del Partido Comunista no había democracia plena, tampoco la hubiera habido si lo que comenzaron a llamar “Naciones históricas” de España, no hubieran gozado de cierta autonomía.

tarra

De todas las regiones del país, Catalunya y Euskadi eran las que con más ahínco reclamaban su Estatuto de Autonomía. El Presidente Suárez sabía de la importancia y no dudo en reunirse con los líderes catalanes y vascos, por más que los militares no lo viesen de buen modo ya que temían a los separatistas.

El 23 de Octubre el President Tarradellas llegó a Barcelona y desde el balcón de la Generalitat reclamó la autonomía para Catalunya. Aquello era histórico para los catalanes y todos lo celebraron, desde los más nacionalistas hasta los nouvinguts.  Sin embargo los independentistas pronto calificarían a Tarradellas de “Traidor, vendido a España y comprado por la monarquía”.

En aquel discurso de Tarradellas pasó a la historia la frase “Ciutadans de Catalunya, ya sóc aquí”. (Ciudadanos de Cataluña, ya estoy aquí) Sin embargo se han pasado por alto otras frases que dijo y que yo escribiré en Castellano y que el President dijo en catalán:

“Estoy aquí para que esta Catalunya se ponga a trabajar más que nunca, para hacerla bien fuerte y prospera, para que sea también un ejemplo para los otros pueblos de España”.

Ovacionando toda la plaza de San Jaime repleta de Senyeras. Es decir, el President recalcaba lo de Ciudadanos de Catalunya, refiriéndose a todos los que vivían en la comunidad más allá de su lugar de nacimiento y llamaba a todos a trabajar por el bien de la nueva España que estaba iniciándose por aquel entonces.

El referéndum que ratificó la Constitución española de 1978. Tuvo lugar el miércoles 6 de diciembre  y la pregunta planteada fue “¿Aprueba el Proyecto de Constitución?”.

Fue aprobado por el 87,78% de votantes y una participación del 67,11 de la población.

En Catalunya se siguió luchando por L’estatut de autonomía y el 25 de Octubre de 1979 fue sometido a referéndum de los catalanes, siendo apoyado por el 88,1% de los votantes, y con el 7,8% de votos negativos, aunque la participación fue baja 59,6%, debido al desgaste de imagen de la Generalitat provisional. Esa aprobación llevó a que el 20 de marzo de 1980 se celebraran las primeras elecciones autonómicas en Catalunya. La formación más votada fue Convergència i Unió (43 escaños), superando al PSC-PSOE (33), PSUC (25), UCD (18), ERC (14) y el Partido Andalucista (2). De modo que Jordi Pujol líder de CiU fue investido presidente con el apoyo de la Unión de centro democrático.

Celebració de la Diada de Catalunya, l'11 de setembre, a Sant Boi de Llobregat, l'any 1976

Se iniciaba ahí un largo dominio de Pujol al frente de Catalunya. El president formó parte importante de la sociedad política española. Repitió victoria en 1984, esta vez por mayoría absoluta de parlamentarios, aunque no de votos. Cuestión que se debe a que no en todas las provincias de Catalunya los votos valen lo mismo, discriminando a los ciudadanos de Barcelona (que sus votos valen  menos). Esa cuestión no se ha resuelto en la ley electoral catalana, porque aunque parezca mentira, no la hay. ¿Por qué no se ha resuelto esa cuestión? Básicamente porque en Barcelona es donde menos se vota a CiU.

El gobierno de Pujol cada vez se iba radicalizando más, cada vez más catalanista y más discriminatorio contra los castellanoparlantes. Dictando leyes como la que sancionaba a los negocios que rotularan solamente en castellano.

¿Cuanta gente había en contra de esa política de Pujol? Ese es el problema de la política catalana. No podía medirse porque los contrarios no tenían claro a que partido debían votar, ¿por qué ocurría eso? Quizá para el que no conozca la idiosincrasia de Catalunya sea difícil de entender. La cuestión es que en Catalunya la gran mayoría de la gente que proviene de otros puntos de España, es de izquierdas. Sin embargo los partidos socialistas y comunistas de Catalunya siempre hicieron gala de su catalanismo, haciendo dudar a sus votantes si ese catalanismo a veces era próximo al independentismo. Lo cual creaba una paradoja. Pujol y CiU se atrevían a decir que no eran independentistas, cosa que el partido socialista y el comunista no.

pujol1

La cuestión es que Pujol ganaba elecciones tras elecciones (1988, 1992) teniendo más o menos siempre los mismos votos, a la vez que en Catalunya cada vez votaban menos personas. A veces se achacaba la abstención a el hastió por los políticos, pero ya comenzaba a surgir las voces que atribuían la ausencia en las urnas a la orfandad de los votantes de izquierdas no nacionalistas. Que veían a CiU como demasiado de derechas, a socialistas y comunistas como demasiado nacionalistas catalanes y al PP, como demasiado nacionalista español (aunque realmente lo deberíamos definir como nacionalista Castellano).
No hay que olvidar que la mayoría de ciudadanos catalanes venidos del resto de España provenían de Andalucía, lugar históricamente de izquierdas.

En 1993, la política nacional mostraba una nueva escena. El Partido Socialista de Felipe González perdía la mayoría absoluta y para gobernar se asoció con nacionalistas Vascos y Catalanes, es decir PNV y CiU. Eso con el tiempo provocaría un trasvase de favores entre nacionalistas y PSOE, decisivos para la situación actual.

En 1995 se adelantaron las elecciones autonómicas catalanas ya que el descontento con el Pujolismo era notorio. La participación subió casi en nueve puntos y CiU comenzó a dar síntomas de debilidad. Perdió 10 parlamentarios, sin embargo el PSC también perdió 6. Sorprendentemente el Partido Popular que hasta entonces no había pintado nada en Catalunya, subió 10 puntos y pasó de ser de la quinta fuerza más votada a la tercera. Con lo cual se intuía que muchos ciudadanos que habían sido votantes de los Socialistas, castigaban la unión en el congreso de los diputados  socialistas y nacionalistas, cometiendo la infidelidad de votar a los archienemigos del PSOE, es decir el PP.

En ese momento la subida de los populares de Alejo Vidal-Quadras también se atribuyó al voto joven que a diferencia de sus padres no veían a los azules como herencia del franquismo, ya que no habían vivido esa dictadura y lo único que conocían era como en España un gobierno de izquierdas no había gobernado para los obreros de modo alguno.

Un año después, el presidente del Gobierno Felipe González , se vio obligado a convocar elecciones cuando aún no habían pasado tres años de las anteriores, después de que su socio de gobierno Convergència i Unió rompiera el pacto de legislatura y fuese imposible aprobar los presupuestos de ese año.

La de 1996 fue la elección más reñida del período democrático de España. El Partido Popular se convirtió en el vencedor con el menor número de escaños hasta la fecha, 156, y con una diferencia de sólo un 1,16% de votos y 15 escaños sobre el PSOE, que se despedía del poder después de 14 años seguidos de gobierno.

04-03-1996-aznar-gana-las-elecciones
El triunfo por la mínima de los populares requirió dos meses de negociaciones hasta que en mayo, Aznar logra ser investido presidente con el apoyo de los nacionalistas de CIU (16), PNV (5) y Coalición Canaria (4). Es decir a CiU no le importó cambiarse de camisa, con tal de seguir teniendo los beneficios del poder.

¿Que consecuencias trajo eso en Catalunya? Pues la contraría que en años anteriores. El nuevo gobierno español era de centro derecha totalmente, de modo que después de varios años. Las elecciones volvían a ser como al principio de la democracia, es decir derecha contra izquierda. Los catalanes de izquierda no nacionalistas huérfanos, volvían a sentir que tenían padre y este no era otro que el socialismo que rivalizaba contra la derecha, en España contra el PP y en Catalunya contra CiU.

Eso hizo que en las autonómicas de 1999 se apretara la lucha. Ocurriendo esa rareza que en Catalunya no lo es tanto y que consta en que el PSC ganó en votos, pero no en parlamentarios y todo por esa no existente ley electoral y por esa injusticia del poco valor de los votos de los barceloneses.

Pujol conseguía 56 parlamentarios, el PSC de Maragall 52, y el PP y ERC bajaban a 12. Demostrando que los votos que PSC perdía y ganaba, iban a PP por el lado constitucionalista y a Esquerra en el nacionalista.

Aquellos eran otros tiempos, y a Convergència i Unió no se le pasó por la cabeza pactar para gobernar con ERC y lo hizo con el Partido Popular. Devolviendo el favor de las generales y haciendo más grande en Catalunya la batalla derecha-izquierda.

En las generales del 2000 el Partido Popular ganó con mayoría absoluta, y en Cataluña se votaba más a Socialistas que a CiU. Sin embargo el desencanto de los catalanes de izquierda no nacionalista crecía con el PSC de Maragall que cada vez se mostraba más catalanista, lo que creaba un debate interno en los socialistas entre los que podíamos denominar más cercanos al PSC y los que al contrario eran más cercanos al PSOE.

Para las autonómicas del 2003 había una gran novedad. Jordi Pujol no era candidato de Convergència i Unió, se retiraba supuestamente por la edad, aunque en Catalunya ya existía el rumor (aunque ahora algunos se hagan los sorprendidos) de que había un caso de corrupción alrededor de él. Como diría Maragall en el Parlament, “ustedes tienen un problema y el problema se llama tres por ciento”. En referencia a que supuestamente Jordi Pujol cobraba esa comisión por cada obra que se hacía en Catalunya.

mara_457
El PSC volvía a ser el más votado, pero volvía a perder las elecciones. CiU debía pactar para tener mayoría, sin embargo esta vez no le sería suficiente con el PP y realizar un pacto por la derecha. La única opción era pactar con Esquerra Republicana. CiU trató de hacer ver lo recomendable que sería realizar un pacto catalanista, pero los republicanos lo prefirieron realizar con el PSC e Iniciativa per Catalunya – Els verds. En un gran pacto de izquierdas que sería conocido como el tripartido.

Ese día, con ese pacto nació de algún modo el sentimiento del que años más tardes nacería Ciudadanos. Y que en un resumen podríamos simplificar en la frase: “Luchamos todos estos años para acabar con el catalanismo de Pujol y ahora ¿nos juntamos con los independentistas?” Lo cierto era que siendo justos al PSC no le quedaba mucho más remedio si quería gobernar y lo cierto es que lo malo no era ese pacto en sí. Sino todo lo que ocurrió después. Pronto el líder de ERC Carod Rovira famoso por pactar un alto el fuego con ETA sólo para Catalunya, no importándole lo que le ocurriera al resto de españoles, comenzó a realizar con Maragall las bases de un nuevo Estatut para Catalunya, que tendría el apoyo del gobierno central de Zapatero que había ganado las elecciones de 2004.

Se hablaba de que se reforzaba la multiculturidad de España y lo que se llamó la nación de naciones. Lógicamente no había que ser muy avispado para saber que ERC lo que buscaba era la independencia, y se quiera reconocer o no, ese estatuto era el primer paso a una Catalunya independiente y se hizo con el beneplácito del presidente del gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Convergència en la oposición apoyó ese Estatuto que a palabras de los líderes de izquierda catalana era tan necesario. La realidad fue que ni la mitad de la población fue a votar y este se aprobó a pesar de que solamente uno de cada tres catalanes lo quiso. Eso dejaba una situación que podríamos llamar de secuestro del Parlament.

Es decir el Parlament no representaba ni por asomo a la ciudadanía. Y eso llevó a algunas personas a tomar la decisión de unirse para mostrar la realidad de Catalunya. En Mayo de 2005 Un grupo de intelectuales catalanes crearon una plataforma contra la situación de uniformidad nacionalista que se vivía en Cataluña. El objetivo de este colectivo era sentar las bases para fundar un nuevo partido político de carácter constitucionalista y no nacionalista. La plataforma estaba integrada por actores, profesores y escritores; entre ellos, Albert Boadella, Félix de Azúa, Miquel Porta Perales, Xavier Pericay, Iván Tubau, Félix Ovejero, Eugenio Trías, Francesc de Carreras y Arcadi Espada.

El embrión de Ciudadanos, que se llamaría Ciutadans de Catalunya, como la frase de Tarradellas. En la que el president llamaba a trabajar a todos los habitantes de Catalunya por el bien de España.

Anuncios

2 comentarios en “Ciudadanos (para no iniciados)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s